Expulsados del Parlamento por interrumpir el pleno

 TRabajadores automoción Dalphimetal_proetesta Parlamento

 Varios trabajadores de la empresa Dalphimetal, con plantas en Vigo y O Porriño para la fabricación de airbags para coches, fueron expulsados este miércoles del hemiciclo por recriminar al conselleiro de Emprego, Economía e Industria, Francisco Conde, su falta de atención a los despidos en la industria auxiliar de la automoción.

   Su protesta se produjo tras escuchar al titular de Industria tildar de «oportunista» la pregunta de la diputada del BNG Carme Adán sobre la deslocalización de empleo en la industria auxiliar de la automoción y, más concretamente, en Dalphimetal.

«¡No tenéis ni idea!», exclamaron desde la tribuna de invitados del Parlamento, al tiempo que instaron a Conde a subirse al coche sin conductor que este martes probó el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, e irse «a Madrid». «Lo que hacéis es dar dinero público para que nos deslocalicen y nos manden a la calle a todos», censuraron antes de ser desalojados.

En concreto, la nacionalista relató que en esta compañía llegó a haber 700 trabajadores y que actualmente está «a punto de cerrar» para acabar de trasladar su producción a Portugal. «Es un ejemplo clarísimo de lo que está ocurriendo en la industria auxiliar», recalcó.

VISIÓN «PARCIAL»

Al respecto, Conde lamentó su visión «parcial» de la situación de la automoción en Galicia y le reprochó que pretende «ocultar la realidad» y hechos tan «relevantes» como la adjudicación de una nueva furgoneta de Citroën a la factoría de Vigo.

«Ya vendieron la adjudicación de la furgoneta por activa y por pasiva. ¿Qué van a hacer para evitar la deslocalización en la industria auxiliar?», le replicó la diputada del Bloque, tras demandar al conselleiro «respeto» por la gente que está perdiendo su empleo.

En su último turno de palabra, Conde sostuvo que esa nueva furgoneta tendrá un importante impacto en la industria auxiliar y reivindicó que el Gobierno gallego «apoya» tanto a la factoría de PSA Peugeot-Citroën de la ciudad olívica como a la industria auxiliar de la automoción.

«Estamos ante un sector estratégico que trabaja por su futuro, y este gobierno estará a su lado para poner en práctica todas las actuaciones que sean necesarias», garantizó, tras apostar por «la innovación» para situar la automoción gallega «a la vanguardia internacional». De hecho, relacionó esta estrategia con la adjudicación a Vigo de la K-9 frente a «países low cost».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar