Presupuestos 20016:Facenda anuncia 2.100 nuevos puestos de trabajo

   El conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, ha adelantado que el dato del producto interior bruto (PIB) de Galicia correspondiente al tercer trimestre, que se publicará el jueves, será «aún mejor» que en los anteriores trimestres, tras crecer la economía gallega un 1,3% interanual en el primero y un 1,8% en el segundo.

Por otra parte, ha anunciado que en 2016 el Gobierno gallego hará «nuevas convocatorias que ofertarán más de 2.100 puestos de trabajo en los servicios públicos», oferta que ha calificado como «la mayor de los últimos años», tras reivindicar haber apostado por la «estabilidad» en «los peores momentos de la crisis». «Somos la comunidad que más estable mantuvo su número de efectivos durante la crisis», ha subrayado.

«El tiempo da y quita razones, y a fecha de hoy les puedo confirmar que Galicia está en disposición de cumplir esa previsión de crecimiento –del 2% al cierre de 2015–«, ha aseverado el titular del departamento autonómico en su primera intervención en el pleno del Parlamento autonómico, que afronta este lunes el debate de totalidad de los presupuestos para la comunidad para el año que viene.

Para 2016, la Xunta ha elaborado unas cuentas que aumentan en 364,8 millnoes de euros la capacidad de gasto, hasta 8.804,4 millones, y pronostica que la comunidad acabará el año con un incremento del 2,5% del PIB, mientras sitúa el paro al finalizar el ejercicio en el 18,3%.

 

RECHAZO A LAS ENMIENDAS, POR «INVIABLES»

 

   El conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, ha expuesto su rechazo a la totalidad de las enmiendas trasversales que formuló la oposición a los presupuestos de la Xunta para 2016, al tacharlas de «irrealizables» en lo que se refiere a creación o ampliación de impuestos y «por retirar partidas necesarias para la acción de gobierno» en lo que respecta a minoración del gasto.

Por su parte, los portavoces de la oposición (PSdeG, AGE y BNG) han expuesto enmiendas que pretendían modificar la cuantía global de los presupuestos, así como transferir créditos entre secciones. Todas ellas han sido rechazadas por el voto en contra del PPdeG.

Los principales objetivos de la oposición se han centrado en cambios en materia fiscal, de forma que han pedido para Galicia unos impuestos «más progresivos» y con los que fuera «realidad el principio de que pague más quien más tiene».

Martínez ha respondido que alguno de los nuevos tributos planteados, como el de gravamen al impacto ambiental, tiene una legalidad «muy dudosa», mientras que ha confrontado las críticas a la reforma del impuesto de sucesiones y al tramo autonómico del IRPF, por entender que la propuesta del Ejecutivo autonómico fomentará el ahorro y la inversión.

Además, al igual que la popular Marta Rodríguez Arias, el conselleiro ha acusado de «incoherencias» a los portavoces de la oposición, y ha negado que el gasto en personal eventual sea ahora mayor que durante la época del bipartito.

 

GRUPO SOCIALISTA

 

El socialista Juan Carlos González Santín ha tildado el presupuesto de «continuista», ha visto «más que insuficiente» la subida en casi 365 millones (hasta un total de 8.804,4 millones) y ha insistido en que «la única forma de hacerlo cuadrar», a su juicio, será o bien «incumpliendo el déficit» o «no cumpliendo» con partidas sobre el papel.

Por parte del PSdeG, ha planteado «movilizar» más de 650 millones de euros a través de una modificación de la escala autonómica del IRPF, y mediante la disminución del gasto «improductivo».

Esos 650 millones se dedicarían, según las enmiendas del PSOE, a otras «prioridades», de forma que el gasto público se usase «en solucionar los problemas que más urgen a los gallegos, en primer lugar el paro». Entre otras cuestiones, a un plan de empleo dotado de 200 millones de euros.

 

AGE

 

Por su parte, Yolanda Díaz (AGE) ha recriminado unas cuentas «absolutamente regresivas» y ha instado al Gobierno a aprobar impuestos «que graven a las grandes superficies comerciales, a los pisos vacíos» y dirigidos a combatir el fraude fiscal.

A su juicio, la «irresponsabilidad» del PP es sacar adelante, ahora, unos presupuestos «expansivos solo por un año», coincidiendo con la cita electoral. «La próxima Xunta, que será de izquierdas, va a tener que aplicar la tijera», ha advertido.

Entre las propuestas de Alternativa, ha señalado la búsqueda de la autosuficiencia energética, antes de lamentar que a los populares «este debate les importa un rábano», pues «de lo contrario, alguna de las medidas debería ser cuando menos escuchada».

 

BNG

 

En el turno del Bloque, Ana Pontón ha expuesto su planteamiento para modificar el tramo autonómico del IRPF, y se ha mostrado contraria a la reducción del impuesto de donaciones, tras ver «fundamental» saber «no solo cómo se gasta, sino cómo se ingresa» y considerar preciso lograr «más ingresos por una vía progresiva y justa».

Los nacionalistas han avisado del «deterioro de la calidad asistencial» de la sanidad pública gallega y han reclamado «recursos para que se rescate el nuevo hospital de Vigo». Sobre este extremo, también el PSdeG demandó «recuperar» su «carácter público».

Asimismo, entre otras partidas, Pontón ha requerido una de 65 millones para industrialización, otra de 68 para empleo, 16 para movilización de tierras en el medio rural y 55 para luchar contra la pobreza.

Por su parte, la parlamentaria del grupo mixto Consuelo Martínez, que defendió una enmienda de devolución global de las cuentas, ha calificado de «impresentables» estos presupuestos.

 

GRUPO POPULAR

 

Mientras, Marta Rodríguez Arias ha afeado a la oposición presentar «las mismas recetas del pasado» y ha confrontado que, cuando el Gobierno «propone bajar los impuestos, la oposición propone más carga fiscal y menos renta disponible para los ciudadanos».

«Que me aclaren a qué se refieren cuando proponen que paguen más los que más tienen, porque ustedes proponen que paguen más todos los gallegos», ha aseverado.

Por último, ha asegurado que PSOE y Bloque «en una legislatura autorizaron 16 nuevas grandes superficies en Galicia», y ha alertado de que las comunidades que decidieron gravarlas «están dando marcha atrás». «Y ustedes quieren implantarlo», ha apostillado, sobre este impuesto.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar