La Fiscalía francesa confirma definitivamente la muerte del «cerebro» de los atentados

 Abdelhamid Abaaoud_armado_cerebro atentados DAESH París_morto

El fiscal François Molins confirmó ayer que Abdelhamid Abaaoud, considerado el «cerebro» de los atentados de París, murió en el asalto efectuado el miércoles por las fuerzas especiales francesas en Saint Denis. Molins precisó que entre los detenidos no estaba Salah Abdeslam, el único terrorista de los atentados que no murió en los mismos.

Poco después, el ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, resaltó que Abaaoud «ostentó un papel determinante en los atentados», y explicó que «estuvo implicado» también en cuatro de los seis atentados que las autoridades francesas lograron evitar desde la pasada primavera. El ministro indicó que «los servicios secretos franceses habían establecido su responsabilidad en varias tentativas de atentados en Francia, así como su papel en el Estado islámico».

Cazeneuve aseguró que «ninguna información europea» indicaba que el terrorista hubiera entrado en territorio comunitario. A renglón seguido, insistió en la necesidad de que la Unión Europea ponga en marcha de manera urgente el registro de pasajeros intracomunitarios, refuerce sus fronteras exteriores y ponga en marcha un plan contra el tráfico de armas.

LA RAZÓN habla de «fallo de los controles», y destaca que «Abaaoud entró hasta tres veces en Europa». En concreto, el cabecilla de los atentados de París cruzó por Alemania, Bélgica, Grecia y Francia, señala el diario. Asimismo, LA RAZÓN y ABC informan que el yihadista captaba a mujeres españolas para sus células terroristas.

VALLS ADVIERTE A LOS FRANCESES DEL RIESGO DE ATAQUES QUÍMICOS

El primer ministro francés, Manuel Valls, calificó a Abaaoud como «uno de los cerebros de los atentados». Además, dijo que no se puede descartar que otros grupos ligados a los atentados sigan activos e insistió en que la amenaza terrorista va a ser «duradera». En un discurso ante la Asamblea Nacional, advirtió del riesgo de sufrir ataques con «armas químicas o bacteriológicas». «Hoy día no se puede descartar nada», señaló. Por ello, hizo hincapié en la necesidad de adoptar todas las precauciones necesarias para evitar nuevos atentados.

Valls abogó por «reforzar la cooperación entre los países europeos» y señaló que «no hay fronteras herméticas». En una entrevista en France 2, apuntó que Schengen será cuestionado si Europa no asume sus responsabilidades en materia de control de fronteras, aunque admitió que Francia fue golpeada por atentados cuando ese acuerdo no existía.

Mientras la Asamblea Nacional aprobó ayer de manera prácticamente unánime prolongar tres meses la duración del estado de emergencia en el país y reforzar ese régimen de excepción, presentado por el Gobierno como indispensable para contrarrestar la actual amenaza terrorista. El proyecto fue respaldado por 551 diputados, mientras que seis se mostraron en contra y hubo una abstención.

En la discusión que precedió a su ampliación, oradores de todos los grupos se mostraron conformes con la modificación de una ley vigente desde 1955. Valls consideró que Francia ha dejado «muy claro» a los terroristas que el país está «en pie», «los combatirá en esta guerra» y los «destruirá».

EL MUNDO destaca en su primera, bajo el titular «Liberté, égalité, fraternité… securité», que para luchar contra el terrorismo Valls anunció medidas que «limitan las libertades civiles».

En relación con posibles ataques químicos, LA RAZÓN señala que el Gobierno francés había ordenado a la farmacia del Ejército distribuir un antídoto en las urgencias de los hospitales un día antes de los atentados del viernes.

Por su parte, el primer ministro belga, Charles Michel, presentó ayer 18 iniciativas para mejorar la seguridad y reforzar la vigilancia entre sospechosos de terrorismo. Entre ellas, propuso llevar a prisión a cualquier ciudadano que regrese de hacer la yihad desde Siria. Michel rechazó las críticas a los servicios de seguridad del país surgidas tras los atentados de París.

Los ministros de Interior y de Justicia de la UE se reúnen hoy en Bruselas para discutir las acciones y medidas que pueden ponerse en marcha de forma inmediata tras los atentados de París. El encuentro, extraordinario, se celebra a petición francesa. Los ministros sopesan establecer controles sistemáticos en las fronteras a todos los ciudadanos que viajen a la UE desde el exterior.

Mientras, el presidente francés, François Hollande, ordenó ayer «intensificar» las operaciones militares contra el Estado Islámico tanto en Siria como en Iraq, durante la reunión del Consejo de Defensa. Los bombardeos coordinados de Francia y Rusia continuaron ayer contra la ciudad siria de Raqqa. EL PERIÓDICO señala que la aviación de Rusia ha atacado en 24 horas 4.111 objetivos del Estado Islámico.

El Estado Islámico divulgó un vídeo en el que amenazó con hacer volar la Casa Blanca, llevar a cabo atentados en Roma y golpear de nuevo París. El director del FBI, James Corney, dijo ayer que no hay pruebas de «una amenaza creíble» del Estado Islámico en EEUU. Por su parte, el secretario de Estado, John Kerry afirmó ayer que EEUU tiene capacidad para «neutralizar» al Estado Islámico más rápido de lo que lo hizo con Al Qaeda. En Manila, el presidente, Barack Obama, afirmó que «no hay solución» en Siria mientras Bashar al Asad continúe en el poder.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar