Francia toma medidas legislativas para reforzar la lucha contra el terrorismo

 

El Consejo de Ministros francés aprobó ayer nuevas medidas legislativas para reforzar la lucha antiyihadista y evitar nuevos ataques. En primer lugar, decidió prorrogar el estado de excepción hasta mediados de febrero, durante el cual se podrá confinar a sospechosos en sus casas y mantenerles incomunicados, así como realizar registros sin orden judicial en domicilios, vehículos y lugares públicos si hay sospechas de «amenaza para la seguridad y el orden público». Además, la Policía podrá realizar copias de los datos almacenados en dispositivos informáticos recopilados en registros administrativos y se podrán disolver las asociaciones que gestionan mezquitas radicales. Dichas medidas se tramitarán por vía de urgencia para que entren en vigor la próxima semana.

En los últimos cuatro días se han realizado 414 registros, 60 detenciones y 118 confinamientos domiciliarios. Además se han requisado 75 armas de fuego.

Por otra parte, se prohibirán por razones de seguridad las manifestaciones y celebraciones callejeras previstas en París con motivo de la Cumbre del Clima.

En el ámbito de la UE, Francia presentará mañana en Bruselas una propuesta para que todos los ciudadanos europeos sean controlados en la frontera cada vez que partan o regresen de un país extranjero, de manera que sus datos sean cotejados con todas las bases de datos nacionales. La Comisión estudiará otras medidas de refuerzo de la seguridad, como una nueva directiva sobre armas de fuego y la prohibición de la venta de armas semiautomáticas en toda la UE, así como pedir la cooperación de las grandes empresas de internet para que frenen la difusión de contenidos de propaganda yihadista.

En otros países también se han multiplicado las detenciones y se han ampliado las listas de sospechosos con vínculos yihadistas. Bélgica tiene ya fichadas a 800 personas, según EL PERIÓDICO, que señala que el 80% de los yihadistas extranjeros no están identificados. ABC alerta: «Bélgica, Alemania y Suecia, en vilo ante el temor a otro atentado en su territorio». En Italia fueron identificados cinco sospechosos de terrorismo que supuestamente tenían previsto atentar contra lugares turísticos. Por su parte, Estados Unidos aseguró ayer que no existe una «amenaza creíble» del Estado Islámico contra su territorio. En Argelia, Túnez, Israel y Líbano también se produjeron al menos treinta detenciones de yihadistas o presuntos colaboradores de los terroristas.

LA RAZÓN asegura en su portada que el cerebro del 13-N, Abdelhamid Abaaoud, adiestró comandos para atentar en España.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar