Abel Caballero cree inviable la fusión de ayuntamientos: «Los ciudadanos no lo aceptan»

Abel Caballero_rolda de prensa

   El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha afirmado que «no es posible la fusión» de los pequeños ayuntamientos españoles «porque los ciudadanos no lo aceptan».

En una entrevista en RNE recogida por Europa Press, preguntado sobre la propuesta de fusionar algunos municipios en España –que tiene más de 8.000 municipios, 5.000 de ellos con menos de 1.000 habitantes– Caballero ha apostado por «buscar otros mecanismos».

«Llevo oyendo hablar de fusión de municipios 50 años. Seamos realistas, no es posible», ha dicho, defendiendo el «papel importante» que tienen los pequeños ayuntamientos en los que los alcaldes «no cobran» y «trabajan a cambio de nada».

Para el alcalde socialista de Vigo, «el problema de coste es de los grandes ayuntamientos que se endeudaron de forma brutal» mientras que los consistorios más pequeños con «los más eficientes» y los que gastan «mejor».

CREAR ÁREAS METROPOLITANAS

Caballero cree que con los municipios pequeños hay que «hacer otro tipo de institución», como por ejemplo «áreas metropolitanas» que, según defiende, con el tiempo «se irán uniformizando». «Ya verán como es muy eficiente (…) dando mejores servicios mucho más baratos. Esa es la solución».

En el caso de municipios de menos de 100 habitantes, el alcalde del PSOE cree que hay que «hacer agrupaciones supramunicipales» que poco a poco «se irán convirtiendo en instituciones distintas». «Pero no es posible la fusión porque los ciudadanos no lo aceptan», ha dicho.

Respecto al futuro de las diputaciones, Caballero ha apostado por transformarlas «radicalmente» y por que sirvan para atender a los pequeños municipios. «Creo que debería haber una vía distinta a la actual», ha dicho.

«LA REFORMA LOCAL SE PARALIZA CON OTRA LEY»

Sobre la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, conocida como reforma local, ha recordado al Gobierno que «una ley se paraliza con otra ley», después de que el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, manifestase la intención del Ejecutivo de aplazar la entrada en vigor de algunos aspectos de la norma que deben aplicarse el día 1 de enero de 2016.

A partir de esta fecha, con la implantación de la reforma local –aprobada por el PP en esta legislatura– las comunidades autónomas deberán asumir en un plazo de cinco años los servicios en materia de salud que ahora prestan los ayuntamientos y, en un máximo de dos años, los servicios sociales. Sin embargo, Caballero solicita demorar la aplicación de la norma hasta que no se concrete un marco de financiación.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar