Detenido un vecino de Poio por utilizar billetes falsos

  La Guardia Civil ha detenido al varón G.A.C.C., de 38 años de edad y vecino de Poio, como presunto autor de un delito de falsificación de moneda al serle interceptados varios billetes falsos que empleaba para compras.

   Según ha explicado el Instituto Armado, a las 14,00 horas del pasado día 10 dos patrullas de la Guardia Civil de Pontevedra que se encontraban en un dispositivo preventivo en la carretera N-550 (A Coruña-Tui) a la altura del punto kilométrico 132,5 dirección A Coruña, en el lugar de Paredes, en el municipio de Vilaboa (Pontevedra), dieron el alto a un turismo Seat Ibiza ocupado únicamente por su conductor.

En el transcurso de su identificación, el individuo intentó, según han relatado las mismas fuentes, «ocultar diez billetes de diez euros en el interior de una mochila». Una vez examinados por los agentes, comprobaron que se trataba de billetes falsos «al carecer de elementos de seguridad y presentar todos ellos el mismo número de serie».

A continuación se procedió a realizar un registro del turismo y un cacheo superficial del detenido, en el que se incautaron de 465 euros fraccionados en billetes de curso legal, además de 31,90 euros en monedas, todos ellos, supuestamente, producto de las vueltas de las compras realizadas con los billetes falsos.

Por todo ello, los guardias procedieron a su detención como presunto autor de un delito de falsificación de moneda, tras lo que ha sido conducido a dependencias de la Guardia Civil de Moaña para la instrucción de diligencias.

El detenido, que carece de antecedentes policiales, quedó en libertad con la obligación de presentarse ante el Juzgado de Instrucción número 1 de Cangas, donde fueron entregadas las diligencias, cuando para ello sea requerido.

La Guardia Civil solicita la colaboración ciudadana para prevenir estos delitos, ya que al ser billetes pequeños «el perjudicado no suele denunciar los hechos» ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, lo que, según subraya, «hace difícil su detección y persecución». Por ello, insiste en «la necesidad de seguir las tres normas esenciales para descubrir un billete falso: tocar, mirar y girar».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar