Mueren los 224 pasajeros de un avión ruso cuando sobrevolaba Egipto

En contra de los videos distribuidos por internet, Egipto y Rusia aseguran que el avión ruso siniestrado ayer en la península del Sinaí, en el que fallecieron sus 224 ocupantes, fuera objeto de un atentado, pese a la atribución del siniestro por parte de un grupo yihadista próximo al Estado Islámico. Sin embargo, hasta que se aclaren las causas del siniestro, Lufthansa y Air France-KLM han decidido no sobrevolar la zona, donde actúan grupos insurgentes.

El avión accidentado estaba operado por la aerolínea rusa Kogalymavia. Había salido de Sharm El Sheij a las 5:51 hora local (03:51 GMT) con destino el aeropuerto Púlkovo de la segunda ciudad rusa, San Petersburgo, donde debía aterrizar poco después del mediodía. El fiscal egipcio a cargo de la investigación ha dado luz verde a que participe en la misma una agencia gubernamental rusa, tras confirmarse que las dos cajas negras del aparato ya habían sido recuperadas. El ministerio egipcio de Aviación Civil precisó que el avión se desplazaba a una altitud de 31.000 pies cuando desapareció de las pantallas de los radares. El presidente ruso, Vladimir Putin, ha expresado sus más profundas condolencias a las familias de las víctimas, mientras que el primer ministro egipcio ha formado un comité de crisis para gestionar el siniestro.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar