Las mareas atribuyen el fracaso al BNG

El alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, considera que al BNG le faltaron «grandes dosis de generosidad y compañerismo» en el proceso de negociación de una candidatura de unidad para las próximas elecciones generales del 20 de diciembre.

«El BNG se sumó a la ola de la unidad después de las municipales; antes pudo entrar y decidió legítimamente no hacerlo», ha relatado, en una entrevista en Cadena Ser, el regidor coruñés, quien opina que «cuando uno pretende incorporarse a un espacio que ya está en conformación, tiene que mostrar más cariño hacia ese espacio».

A este respecto, este sábado finalizó sin acuerdo el encuentro celebrado en Santiago entre Iniciativa pola Unión (IxU) y el Foro impulsado por Encontro por unha Marea Galega –en el que están presentes Anova, Esquerda Unida, Podemos, Equo, Espazo Ecosocialista y Cerna–. Éste se había planteado como «último cartucho» para la candidatura de unidad.

Ferreiro ha recordado cómo se gestó la Marea Atlántica, impulsada por «personas sin adscripción política» y por algunas que «sí» lo estaban, pero que «comprendieron» cuál era el proceso.

«Si las cosas se entienden en términos de yo monto esto y sois los demás los que venís, si se empieza con condiciones y líneas rojas muy rápido, así es muy difícil», ha explicado.

Ferreiro también cree que el modelo de las candidaturas ciudadanas debe dar «un paso adelante» en las generales y en las autonómicas: «No podemos seguir avanzando en el diseño de la sociedad a la que nos están abocando, un diseño de precariedad sistemática», ha subrayado.

«Es muy importante que seamos capaces de estar a la altura de las circunstancias en las generales de este año y en las autonómicas del año que viene», ha resaltado el alcalde coruñés, quien considera que, en dichas citas electorales, se «juegan» que el «cambio» iniciado en los ayuntamientos pueda tener «más recorrido».

Y es que sostiene que tener personas en los gobiernos central y autonómico que entiendan las «nuevas formas» de hacer política y las «nuevas prioridades de la gente» será «bueno» para los ayuntamientos y para la sociedad.

APUESTA POR NO COMPETIR POR LOS MISMOS VUELOS

Sobre la reunión del Comité de coordinación aeroportuaria gallego, celebrado esta semana en Madrid, Ferreiro ha admitido que no ha habido un «acuerdo claro», pero que «tampoco se planteó desde Fomento un texto» sobre el que pudieran «discutir». Para él, de lo que se trataba, era de ver «si había voluntad de avanzar en este camino o no». «Lo que no me parece poca cosa», ha apostillado.

Para lograr la coordinación de los tres aeropuertos gallegos, ha relatado, es importante que cada aeródromo «tenga claro cuáles son sus fortalezas y las potencie». Lo que «no tiene sentido es que los tres intentemos competir por los mismos vuelos, los mismos horarios y las mismas compañías, porque ya sabemos a dónde conduce eso: a acuerdos millonarios donde el erario público es saqueado por esas compañías que tienen gente que se dedica a captar fondos públicos para mejorar sus cuentas de resultados».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar