Ciutadans exige la dimisión de Mas, el PSOE llama a “cerrar heridas” y el PP ve una derrota del independentismo

La candidata de Ciutadans a la Generalitat, Inés Arrimadas, afirmó anoche que, tras los resultados electorales logrados por los independentistas, Artur Mas “debe dimitir e irse a su casa”. Arrimadas celebró que “la mayoría de los catalanes hayan dado la espalda” al presidente de la Generalitat, al que reclamó “unas elecciones de verdad, con programas y sin estar impregnadas por el carácter plebiscitario que le han querido dar los independentistas”.

El presidente nacional de Ciudadanos, Albert Rivera, también valoró positivamente el resultado conseguido por su formación en Cataluña, aunque, como destacan los diarios, sus mensajes tuvieron una proyección más nacional. Los catalanes, según Rivera, “han dado la espalda a Mas y a su proyecto separatista y han optado por la unión y el cambio, puesto que queda claro que son más los que han votado unión que separación, más los que han votado cambio, pero un cambio sensato, sin populismo y sin ambigüedades”. En este sentido, señaló que la vieja política del PP y del PSOE “ha muerto, el bipartidismo ha terminado y hoy empieza una nueva etapa política en Cataluña, pero también en España, de cambio y regeneración”. Rivera finalizó pidiendo a los españoles que “la marea naranja que ha inundado las urnas en Cataluña se traslade también a las elecciones de diciembre para demostrar que queremos seguir siendo españoles, también en las generales”.

LOS SOCIALISTAS LLAMAN A “CERRAR LAS HERIDAS”

 

El candidato del PSC a la Generalitat, Miquel Iceta, consideró un “éxito” el resultado conseguido por su partido “en un contexto de máxima polarización, tras sufrir una traumática escisión y ante la competencia con fuerzas emergentes”. En su opinión, las elecciones de ayer demuestran que “sólo abriendo camino a la reforma federal se conseguirá volver a una situación de normalidad en Cataluña y restañar las heridas dejadas por el independentismo”. El líder del PSC felicitó a Junts pel Sí por su victoria, pero subrayó que su resultado es “inferior” al que sumaron CiU y ERC en 2012, además de que “los que planteaban las elecciones como un plebiscito no han llegado al 50 % de los votos”.

Desde Madrid, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, insistió en que “ha llegado la hora de abandonar el independentismo y abrir cauces de diálogo”. En este sentido, se congratuló de que en el bloque del noa la independencia se hayan impuesto los discursos reformistas de Ciudadanos y del PSC. Para Sánchez, los independentistas han perdido claramente los comicios porque “han ganado en escaños, pero no en votos”. “Una mayoría de catalanes ha dicho claramente que no quiere la independencia pero sí que quiere abrir un nuevo tiempo de convivencia, de diálogo, y reforma en el conjunto del país”, afirmó. Para el líder del PSOE “Ahora, es el momento de tender puentes”. “Dentro de la unidad de España y de la Constitución podemos hablar de todo, pero fuera de la Constitución no hablaremos de nada, de nada”, remarcó. Por último, recordó la propuesta socialista de reforma de la Constitución y se comprometió a “reconstruir la unidad de Cataluña desde el Gobierno de España”.

CATALUÑA SI QUE ES POT: “UN CALLEJÓN SIN SALIDA”

 

El candidato a la Generalitat de Sí que es Pot, Lluís Rabell, reconoció que los resultados conseguidos por su formación no son los que esperaban, por lo que ahora buscarán presentarse como una fuerza capaz de alentar el diálogo entre el bloque independentista y el resto de partidos en el Parlamento de Cataluña. “Desde luego no valoramos el resultado como un éxito, evidentemente, hemos obtenido un resultado inferior a nuestros objetivos y nuestras expectativas. No hemos conseguido darle la vuelta a la polarización que ha dominado esta campaña”, señaló. No obstante, añadió Rabell, “creemos que el compromiso con las reivindicaciones sociales que hemos defendido durante la campaña ganará peso en los próximos meses”. “Entendemos que estamos en una carrera de fondo”, concluyó.

En la misma línea, Pablo Iglesias, líder de Podemos, reconoció que los datos conseguidos por Catalunya Sí que es Pot son “altamente decepcionantes”. “Hemos apostado por el sentido común y la responsabilidad de Estado y eso no ha funcionado en esta campaña”, afirmó. “A lo mejor ha sido un error hablar de derechos sociales en esta campaña. Pero vamos a seguir haciéndolo”, añadió en referencia a sus críticas continuadas a los recortes sociales acometidos por la Generalitat durante los mandatos de Artur Mas. Iglesias concluyó que los resultados de las elecciones catalanas “dejan la situación en un callejón sin salida. Y España no necesita un presidente del Gobierno que amenace a los catalanes con enviar el ejército. Necesita un presidente con voluntad de escuchar y yo quiero ser ese presidente”.

EL PP CREE QUE EL INDEPENDENTISMO SALE DERROTADO

 

Tras subrayar que el independentismo ha salido derrotado de estas elecciones, el candidato a la Generalitat por parte del PP, Xavier García Albiol, reconoció ayer que su partido “no puede estar satisfecho” por los resultados obtenidos en estas elecciones. En la misma línea, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, admitió que su partido no puede sentirse satisfecho porque esperaba cosechar más apoyos en las elecciones catalanas. Casado subrayó, no obstante, que los independentistas no han superado el 50% de los votos, algo que, a su juicio, evidencia que “no tienen mayoría para seguir con un proceso ruinoso para los catalanes”. “No estamos satisfechos con el resultado pero nos quedamos con que el desafío separatista ha fracasado”, subrayó. “Ahora”, añadió, “miles de españoles miran al Gobierno porque es el garante de la unidad de España”. “Mañana todo seguirá igual en Cataluña, puesto que desde el Gobierno del PP se va a seguir garantizando la legalidad e impidiendo cualquier proceso rupturista”, concluyó.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar