Baltar apunta a Mas como «el gran fracasado»

Baltar_Fórum Europa

   El presidente de la Diputación de Ourense y líder del PP en la provincia, Manuel Baltar, ha señalado este lunes a Artur Mas, presidente de la Generalitat e integrante de la coalición independentista Junts pel Sí, como «el gran fracasado» de las elecciones catalanas de este domingo y ha señalado que debería «estar rindiendo cuentas» o incluso anunciando «su retirada» inminente de la política.

Baltar ha opinado sobre la cita electoral catalana en el coloquio posterior al desayuno informativo organizado por Fórum Europa Tribuna Galicia, en el que ha recordado que, quienes plantearon los comicios de este domingo como «un plebiscito», no «consiguieron nada» y ha criticado con dureza a Mas.

«Tras deshacer su partido y crear una factura social importante, también ha dejado a la mitad de los diputados de su partido fuera del Parlamento», ha sentenciado, antes de remarcar que la candidatura de Junts pel Sí «no obtuvo los resultados esperados» y que el secesionismo catalán está hoy «más huérfano que nunca a nivel internacional».

«El mensaje que creo que trascendió es el de la unidad en el sentido de romper con el independentismo», ha interpretado el dirigente popular, convencido, pese a la bajada del PP, de que Xavier García Albiol «era y sigue siendo un excelente candidato» que hizo «una gestión importante en Badalona».

En cuanto a la posición en la que queda Cataluña tras los comicios, ha replicado que él la ve exactamente «en el mismo sitio».

DIÁLOGO Y REFORMAS

Más allá, en su discurso y en vista de la situación catalana, Baltar había abogado por el «diálogo» con el argumento de que «ni la Constitución ni el Estatuto son inmutables». «No son el problema, son la solución, porque fijan procedimientos para reformarlos», ha aseverado.

De hecho, ha esgrimido que ambas normas establecen las reglas precisas y el número de apoyos necesarios para aprobar ese reforma.

«Yo mismo participé en un intento de reforma del Estatuto de Autonomía para Galicia, perfectamente posible y en algunos aspectos necesarios para adaptarlo a una realidad que no es la de 1981», ha rememorado, para añadir que «España tiene la Constitución que quiere y tendrá la Constitución que quiera».

En la misma línea, ha apuntado que Galicia «tiene el Estatuto que quiere y tendrá el Estatuto que quieran gallegas y gallegos». Y es que, a su juicio, «nunca es tarde» para el diálogo y la negociación cuando existe «voluntad política». «Así es como aparecen puntos de encuentro e intereses comunes».

«RECONQUISTAR GALICIA PARA SÍ MISMA»

En clave galleguista, el dirigente popular se ha referido a la necesidad de «reconquistar Galicia para sí misma» y ha apostado por hacerlo «con la sensatez y la firmeza intelectual del pensamiento y de la acción de un galleguista ejemplar», Carlos Casares, que «no dudó en asumir responsabilidades políticas, cuando fue necesario, para ayudar a construir el país soñado, la nación de las palabras».

En este sentido, ha manifestado que la sociedad gallega es «respetuosa con la tradición», pero también «abierta a las transformaciones».

 

FEIJÓO, EL «MEJOR PRESIDENTE»

En otro momento de su intervención Manuel Baltar ha defendido que «nadie pone en duda» que su jefe de filas, Alberto Núñez Feijóo, es «el mejor presidente posible» para el PPdeG y para Galicia, al tiempo que ha descartado optar a sucederle ante una hipotética marcha del líder popular: «Mi tiempo en la política autonómica ya acabó». Baltar ha ratificado su intención de presentarse al próximo congreso del PP de Ourense previsto para después de las elecciones generales de fin de año y donde «finalizan» sus expectativas políticas.

«Estoy donde quiero estar», ha sentenciado el dirigente popular, quien tomó por primera vez de manos de su padre, José Luis Baltar, las riendas del partido en la provincia en el congreso de 2010, y quien ha recordado que, tras estar «10 años» en el Parlamento de Galicia, el salto que decidió dar es de Santiago a Ourense.

Tras un discurso en el que ha reivindicado su «ourensanía», también en el coloquio ha subrayado el amor que profesa por su provincia, a la que ha afirmado querer «por encima de todo». Por ello, aspira a seguir liderando el PP ourensano, acompañado de su «equipo», cuyo trabajo ha ensalzado porque «la política es cooperación».

En cuanto a lo que ocurra en el congreso autonómico del PPdeG y preguntado acerca de si Feijóo debería o no volver a presentarse, ha respondido que hay que «respetar» a la militancia y esperar a ver «la disposición de los tiempos y de presentarse» de quienes se impliquen en el proceso, aunque ha remarcado que «nadie duda» de que su actual jefe de filas es «el mejor presidente posible» para el PPdeG y para Galicia.

«FATALISMO DE ALGUNOS»

En la ronda de preguntas, sobre los pasos dados en la provincia para desvincularla del caciquismo con el que muchas voces vinculan el mandato de su padre, ha defendido que, con él al frente, la Diputación se ha convertido en «pionera» en materia de transparencia.

Dicho esto, ha evitado profundizar y se ha limitado a asegurar que «todas esas cuestiones» –como la identificación de la provincia con el caciquismo– no le «preocupan» y que no pierde «ni un segundo» en asuntos «vinculados al fatalismo que algunos profesan».

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar