Margallo y Junqueras discrepan sobre la pertenencia de una Cataluña independiente a la UE

Margallo_Junqueras_debate televisivo TV8 eleccións catuña 2015

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, subrayó ayer que una declaración unilateral de independencia de Cataluña no supondría su expulsión de la Unión Europea (UE) sino la «autoexclusión». Margallo realizó esta afirmación durante el debate que mantuvo en 8TV con el líder de ERC, Oriol Junqueras, quien replicó que no hay ningún artículo de los tratados europeos que así lo establezca y argumentó que Cataluña seguirá en la UE por interés de España. Además, Junqueras defendió, basándose en la propia Constitución española y en la Declaración Universal de Derechos Humanos, que los ciudadanos de una Cataluña independiente no perderían la nacionalidad española. Por su parte, Margallo consideró «absurdo» querer tener un Estado catalán con 7,5 millones de personas con nacionalidad española».

Margallo, que apeló en varias ocasiones a los sentimientos de estima hacia Cataluña -«Oriol, se os quiere mucho en España»-, advirtió de que la independencia catalana traería el corralito, la «fuga de depósitos» y otros efectos económicos negativos, entre los que citó una bajada de la pensión media del 44% o la subida del paro hasta el 37%. Subrayó que con el «efecto frontera» el comercio exterior en Cataluña registraría fuertes caídas y también conllevaría el desplome de la recaudación tributaria y el aumento de las prestaciones por desempleo.

Por su parte, Junqueras calificó estos razonamientos de «apocalipsis poco creíble» y defendió la viabilidad de una Cataluña independiente. Recordó que en el último semestre ha registrado un «récord histórico de inversión extranjera» y un «récord de exportaciones». Se mostró convencido de que no se impondrían aranceles de ningún tipo, porque ninguna de las dos partes estaría «interesada» en ello.

Junqueras rechazó las comparaciones, a su juicio, «inapropiadas» con las independencias de los Estados exsoviéticos, tras una apreciación de Margallo, quien le inquirió sobre si creía que los ucranianos conservan la nacionalidad rusa tras la caída de la URSS. El líder de ERC consideró también «delicioso» que Margallo esgrimiese el caso de la independencia de Argelia respecto a Francia, porque todos los ciudadanos que eran franceses y querían conservar la nacionalidad pudieron hacerlo, como el novelista Albert Camus. «No le vamos a quitar la nacionalidad a nadie y sería lamentable que el Gobierno español la quisiera quitar», recalcó.

Margallo insistió en que la premisa de que Cataluña seguiría en la UE es «falsa» y subrayó que la viabilidad de una Cataluña independiente depende de la UE y de la ONU, y que en ningún caso hay disposición de ambas instituciones a apoyarla. Además, esgrimió que la ciudadanía europea no es una ciudadanía originaria sino derivada y que por tanto si se pierde la ciudadanía española se pierde la europea.

El ministro concluyó el debate recalcando que «estando en España a Cataluña le ha ido muy bien», y recordó que esta comunidad es «la primera en inversión acumulada y en infraestructuras». Mientras, Junqueras destacó que el debate con Margallo es una «prueba» más de que las elecciones del 27-S son unos comicios con «un fuerte carácter plebiscitario».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar