La demanda de bancos de alimentos crece ligeramente en un 1%

A conselleira de Traballo e Benestar, Beatriz Mato, participará na reunión anual da Federación estatal de bancos de alimentos. No hotel Puerta del Camino (rúa de Miguel Ferro Caaveiro, s/n). foto xoán crespo 23/09/15

   La demanda de usuarios de bancos de alimentos se ha «estabilizado» en lo que va de año tanto en Galicia como en España, con un ligero aumento de «entre un 1% y un 2%».

Así lo han explicado en declaraciones a los medios este miércoles en Santiago el presidente de la Federación Española de Bancos Alimentos, Nicolás Palacios, y el responsable de la Federación Gallega de Bancos de Alimentos, José Pita, que estiman que la situación porcentual de incremento es similar tanto en la Comunidad como en el Estado.

Según relata Palacios, en 2012 y 2013 hubo «unos crecimientos bestiales» en la demanda, «del orden del 25%, que desbarataron todas las previsiones». Tras ello, en 2014, «el crecimiento ya fue menor», de un 8% o 9% más de usuarios. Por su parte, ese incremento se ha «paralizado» en 2015, ya que es del orden «del 1% o 2%».

Al respecto, Pita ha explicado que en Galicia «es la misma tónica», y los porcentajes «son exactamente igual, más o menos». Sin embargo, explica que la Comunidad tiene «otra casuística», con «una economía de supervivencia de minifundios».

El año pasado los bancos de alimentos atendieron en Galicia a más de 100.000 personas, aunque «parece que ahora se está estabilizando», a pesar de que siguen recibiendo a gente «con empleo un poco precario, que no acaba de cuajar».

En 2014, los 55 bancos de alimentos existentes en España atendieron a 1,6 millones de personas, con más de 150 millones de kilos de comida dispensada por más de 2.700 voluntarios.

«PREPARADOS» PARA AYUDAR A REFUGIADOS

Por su parte, Nicolás Palacios se ha referido a la llegada de refugiados a España que «tendrán el mismo derecho a recibir la ayuda» que el resto, pues se entregan alimentos a «todos los necesitados».

En concreto, los bancos de alimentos trabajan en cesta de alimentos base para los refugiados, pues «tienen unas condiciones especiales en cuanto a la alimentación» como pueda ser por «motivos religiosos» que «hay que tener en cuenta», aunque «es muy pronto para decir» qué llevará.

Preguntado sobre si se va a poder hacer frente a ese extra de atención a refugiados, Palacios ha dejado claro que están «preparados» para ayudar a estas personas, pues solo supondrán un aumento del «1%» en la demanda, con un volumen de unos «15.000 o 20.000», que «es muy poco».

El año pasado los bancos de alimentos entregaron en España 86 kilos por persona, y Nicolás Palacios espera que este año se llegue a «cerca de 100». Con todo, las recomendaciones de la FAO (la organización de las Naciones Unidas para la Alimentación) se encuentran en 115 kilos por año.

Al respecto, el presidente de la Federación Española de Bancos Alimentos ha explicado que lo que se busca no es «alimentar» al completo a los usuarios, sino «complementar su alimentación», y para ello dependen de las donaciones, por lo que «muchas veces no se tiene lo que gustaría darles».

MÁS DE 150 FAMILIAS DURANTE EL VERANO

Previamente a estas declaraciones a los medios, la conselleira de Traballo e Benestar, Beatriz Mato, ha intervenido durante la celebración de la reunión anual de la Federación estatal de bancos de alimentos, que ha tenido lugar en Santiago.

La conselleira ha defendido las aportaciones económicas de la Xunta en este campo, al tiempo que ha informado de que los bancos de alimentos atendieron en Galicia durante el verano a 153 familias y 557 beneficiarios fuera del ciclo escolar, en colaboración con el Gobierno gallego, puesto que «si un niño tiene hambre lo más probable es que sus padres pasen hambre».

Asimismo, ha informado de que su departamento trabaja en coordinación con los ayuntamientos, Xunta y ONG para la acogida de refugiados sirios, en el «peor éxodo que hay desde la Segunda Guerra Mundial».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar