Detenido en Madrid un albanés procedente de Pontevedra con medio kilo de oro

Foto policial detención en Madrid albanés que roubaba en GAlicia

   Agentes de la Policía Nacional han detenido a un individuo de nacionalidad albanesa en la Estación Sur de autobuses con medio kilo de oro en joyas y 980 euros robados en viviendas, según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid, que ha detallado que es el presunto autor de al menos ocho robos con fuerza en casas, todos ellos cometidos en la provincia de Pontevedra.

El detenido, de 23 años, fue identificado por los agentes de policía cuando abandonaba la dársena en la que se encontraba estacionado el autobús que le había trasladado desde Galicia. La actitud sospechosa e huidiza que mostraba el arrestado llevó a los agentes a suponer que presumiblemente era responsable de haber cometido una infracción penal.

Tras una identificación preventiva a efectos de seguridad, los agentes comprobaron que al mismo le constaba una prohibición de entrada en territorio Schengen emitida por Italia en 2014. Asimismo, los policías constataron que el arrestado portaba numerosas joyas, más de medio kilogramo en oro, así como 980 euros en metálico, sin que pudiese aportar procedencia lícita de las gemas.

Como consecuencia de estos hechos los agentes procedieron a trasladar al detenido a dependencias policiales a efectos de continuar las averiguaciones. Tras varias pesquisas se pudo confirmar que las joyas provenían de un robo perpetrado un día antes en un domicilio de Vigo.

Su propietario las reconoció como parte de los efectos que le habían sido sustraídos en su domicilio de la localidad de Nigrán, en Pontevedra. Además, posteriores investigaciones revelaron que el detenido era integrante de un grupo organizado de ciudadanos albaneses cuya actividad delictiva consiste en llevar a cabo robos en viviendas en Galicia y posteriormente viajar a Madrid al objeto de venderlos, «ya que en la capital se paga un precio más alto por el gramo de oro», han explicado desde Jefatura.

Asimismo, el hecho de que las joyas intervenidas se encontrasen cortadas, con las piedras preciosas separadas y la maquinaria de los relojes extraídas, hizo suponer a los policías que el detenido iba a vender la mercancía a un perista o compra venta de oro ilegal, es decir, un individuo que adquiere la mercancía sin someterla a la supervisión policial que exige la legislación vigente.

Los agentes confirmaron que el botín formaba parte de una oleada de robos perpetrados en la demarcación de la Guardia Civil de Baiona, motivo por el que se le imputan por el momento ocho robos con fuerza en domicilio.

La investigación, que continúa abierta y en la que no se descartan nuevas detenciones, ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Móvil y la Brigada Provincial de Policía Judicial, pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de Madrid, y en colaboración con el Puesto de la Guardia Civil de Baiona (Pontevedra).

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar