El Tribunal Constitucional suspende cautelarmente la ley de la agencia tributaria catalana

Tribunal Constitucional
El pleno del Tribunal Constitucional admitió ayer a trámite el recurso de inconstitucionalidad del Gobierno central contra el artículo 4 de la ley de la Agencia Tributaria de Cataluña, lo que supone la suspensión cautelar automática del precepto impugnado. El recurso del Ejecutivo argumentaba que la norma limita la integración voluntaria en cuerpos dependientes de la Generalitat a los funcionarios «con destino definitivo en el ámbito territorial de Cataluña». El Gobierno entiende que ello vulnera el derecho que tienen los funcionarios del resto de España a acceder en condiciones de igualdad a las funciones y cargos públicos y el precepto constitucional que establece el ingreso en la función pública de acuerdo con los principios de mérito y capacidad.

El Alto Tribunal también admitió a trámite el recurso del Gobierno contra la ley del Parlamento de Cataluña que impone un impuesto a las comunicaciones electrónicas y suspendió cautelarmente la norma en tanto no resuelve sobre el fondo del asunto.

La vicepresidenta de la Generalitat, Neus Munté, dijo que la suspensión, que se mantendrá por un máximo de cinco meses, es una prueba más de la «asfixia» y la «recentralización constante» que aplica el Estado en Cataluña. Munté apuntó que «pone dificultades en el calendario inicialmente previsto», si bien señaló que el plan para crear la «Hacienda propia» sigue adelante.

El cabeza de lista de Junts pel Sí, Raül Romeva, dijo que el Constitucional ha obligado a los catalanes a «dejar de creer en el Estado de derecho». El candidato de Catalunya Sí que es Pot, Lluís Rabell, acusó al Constitucional de actuar «una vez más como gendarme».

Por su parte, el candidato del PP a la Generalitat, Xavier García Albiol, dijo que la decisión es «un aviso a Artur Mas y a sus amigos de que no se pueden saltar constantemente las normas». El candidato del PSC, Miquel Iceta, apuntó que la suspensión demuestra que «las cosas mal hechas acaban mal». El líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, negó que el Constitucional esté «politizado», e instó a resolver el conflicto con diálogo y no a base de recursos.

«El Constitucional frena el plan de la agencia tributaria de Mas», titula EL PAÍS. Para EL MUNDO queda «bloqueada parte de la ley catalana de Hacienda por discriminatoria». LA VANGUARDIA apunta a un «choque institucional», mientras que para EL PERIÓDICO el Constitucional «pone freno» a la agencia tributaria catalana. «El Constitucional paraliza el ‘travase’ de funcionarios a la Hacienda catalana», es el titular de LA RAZÓN. Según EL ECONOMISTA, «el Gobierno frena la Hacienda propia y deja a Mas sin poder cobrar impuestos».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar