Alemania cierra sus fronteras con Austria a los inmigrantes

El Gobierno alemán decidió ayer restablecer los controles en la frontera con Austria ante la llegada masiva de refugiados. El ministro del Interior alemán, Thomas de Maizière, aseguró que los controles se reinstauran temporalmente, puesto que la medida supone de hecho la suspensión del tratado de Schengen. Angela Merkel adelantó la decisión a su homólogo austriaco, Werner Faymann, mediante una conversación telefónica. Según destacan varios diarios, con el restablecimiento de los controles fronterizos, Alemania intenta presionar a sus socios europeos a pocas horas de la reunión que abordará hoy en la UE el cupo de acogida de refugiados de cada uno de los países miembros. La Comisión Europea ha autorizado esos controles fronterizos entre Austria y Alemania y afirma que están justificados ante la situación de emergencia, aunque ha pedido que sean temporales. En principio, el cupo global de acogida está en 160.000 personas durante los próximos dos años, cifra que posiblemente va a ser insuficiente. Los países miembros están de acuerdo en acoger este número de personas, pero no hay consenso sobre cómo repartirlas ni en que se establezca un mecanismo de reparto permanente y obligatorio, como pretenden Francia y Alemania. Así las cosas, se prevé un fuerte debate en el seno de la UE y el propio presidente de la Comisión Europea, Juncker, ha estado todo el fin de semana mediando con los países reticentes como Polonia, Hungría y los países del Este.

Mientras tanto, miles de refugiados continúan intentado alcanzar la Unión Europea. Un total de 4.330 personas pasaron el sábado a Hungría procedentes de Serbia, la cifra más alta de entradas en un solo día registrada hasta ahora. Los refugiados, la mayoría de Siria, Irak y Afganistán, se apresuran a entrar a Hungría por el paso fronterizo de Röszke, donde el Gobierno de Viktor Orbán ultima el cierre del único paso fronterizo aún abierto en sus límites con Serbia mientras eleva una segunda valla más alta que incluye concertinas. Además, está previsto que Hungría apruebe el día 15 una nueva legislación que establece penas de hasta cinco años de prisión para quien cruce ilegalmente su frontera.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar