Cientos de miles de personas reclaman la independencia de Cataluña en la Diada

"GRA436.<br

La Diada estuvo marcada ayer por la manifestación independentista que discurrió por la avenida Meridiana de Barcelona y en la que participaron cientos de miles de personas. La denominada ViaLliure, organizada por la Asamblea Nacional Catalana (ANC), contó con la presencia de representantes de las candidaturas de Junts pel Sí y la CUP. El presidente de la Generalitat, Artur Mas, no participó en la marcha, pero recibió con posterioridad a los organizadores de la misma. La movilización no se libró de la habitual guerra de cifras. Según la Guardia Urbana de Barcelona cerca de 1,4 millones de personas asistieron a la manifestación, mientras que la Delegación del Gobierno en Cataluña rebajó el número de participantes, y los cifró entre 520.000 y 550.000.

La cifra de participantes en la marcha es uno de los puntos destacados por los diarios, que asimismo resaltan el tinte electoralista de la movilización. Así, EL PAÍS dice que «una Diada masiva impulsa a Mas y la independencia». El diario señala que «Junts pel Sí monopoliza la marcha», y que a diferencia de las tres diadas anteriores en las que la reclamación era una consulta, en esta ocasión los manifestantes sólo tenían un lema: «la declaración de independencia». EL MUNDO destaca que «Mas convierte la Diada en un acto de agitación electoral». Según este diario, «Mas toma impulso», tras un acto en el que los convocantes «piden el voto para la república catalana».

«Demostración Meridiana» y «Exhibición de fuerza» son los titulares respectivos de LA VANGUARDIA y EL PERIÓDICO. Por el contrario, LA RAZÓN considera que «la Diada electoral se desinfla». Este diario señala que «la marcha separatista reúne a 400.000 personas menos que el año pasado según datos de la Guardia Urbana». Por su parte, ABC resalta que Mas «se apropia» de la Diada y lo convierte «en un acto electoral». El diario ve un «gesto de fuerza del independentismo» en la marcha soberanista, aunque añade que «pierde vigor respecto a las anteriores».

Al inicio de la marcha, el cabeza de lista de Junts pel Sí, Raül Romeva, pidió que «se respete» la voluntad mayoritaria de los catalanes, expresada por cuarto año consecutivo en las calles durante la Diada. Asimismo, pidió respeto para el veredicto de las urnas. Por su parte, el presidente de ERC, Oriol Junqueras, se mostró muy satisfecho por «la movilización extraordinaria» y expresó su deseo de que «se convierta en un gran resultado político» en las elecciones del 27 de septiembre. El candidato de la CUP, Antonio Baños, dijo que la manifestación es el «punto de salida» a la «lucha por la libertad del pueblo catalán». Mientras, el conseller de Presidencia de la Generalitat, Francesc Homs, afirmó que la movilización merece el «respeto y consideración» del Gobierno, en lugar de «menosprecio».

Al finalizar la manifestación, los presidentes de la ANC, Jordi Sánchez, y de Òmnium Cultural, Quim Torra, garantizaron que estarán al lado de los futuros diputados en la senda hacia la independencia, pero pidieron que sean «leales» a las urnas, que actúen con «valentía» y no «claudiquen» ante las dificultades.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar