España acogerá a más de 17 mil refugiados, la tercera cifra más alta de la UE

FOR USE AS DESIRED, YEAR END PHOTOS - FILE -In this March 4, 2011 file photo, men from Bangladesh, who used to work in Libya but recently fled the unrest, walk with their belongings alongside a road, as they head to a refugee camp after crossing the Tunisia-Libyan border, in Ras Ajdir, Tunisia. (AP Photo/Emilio Morenatti, File)

España ha aceptado la propuesta de la Comisión Europea y acogerá, finalmente, a 17.680 refugiados (14.931 más que se suman a los 2.749 asignados en mayo). Se trata de la tercera cifra más alta de la Unión Europea, detrás de Alemania (31.443) y Francia (24.031). Bruselas propuso ayer reubicar a otros 120.000 refugiados procedentes de Siria y otros países en conflicto, que se suman a los 40.000 del primer plan de mayo.

Previamente, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, había señalado que no iba a discutir la cifra final que la Comisión propusiera a España. «Con la que está cayendo, no vamos a discutir», comentó. Rajoy añadió: «España va a colaborar y ayudar, porque estamos ante uno de los derechos más importantes, ese es el sentir mayoritario del pueblo español y se trata de un deber moral». Tras insistir en la buena disposición de España para acoger a los refugiados designados, Rajoy enfatizó la necesidad de una «política global» y de que, más allá de soluciones puntuales, lo importante es atajar el fondo del problema, es decir, la situación de los refugiados en sus países de origen, las guerras y la extrema pobreza.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, dijo que el Gobierno está trabajando «intensamente» para que los refugiados tengan garantizada no sólo la acogida, sino la «integración a medio y largo plazo que merecen en nuestro país». Cuando ya se supo la cifra concreta que correspondía España, la vicepresidenta confirmó que España la asume, aunque, según señaló, aún no se sabe cuándo comenzarán a llegar.

Por su parte, el jefe de la delegación española del Grupo Popular en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, también había adelantado que España iba a «aceptar sin reservas, por generosidad, por solidaridad y por humanidad, la propuesta de la Comisión Europea». González Pons incidió igualmente en la necesidad de «parar las guerras y el hambre».

El ministro de Interior, Jorge Fernandez Díaz, dijo que el Gobierno «tomará las medidas» adecuadas para evitar la posible infiltración de yihadistas entre los refugiados que España acogerá. «Una realidad que no podemos descartar», apuntó. En otro momento, el titular de Interior defendió la necesidad de una intervención militar de la comunidad internacional, de acuerdo con la ONU, para acabar con el conflicto bélico en Siria.

Por otro lado, el PP y los grupos de la oposición en el Congreso pactaron ayer una enmienda transaccional a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2016 para aumentar en 200 millones de euros la dotación destinada para el programa de reasentamiento y reubicación de refugiados.

En rueda de prensa posterior, el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, dijo que «los ciudadanos van a agradecer esta capacidad de consenso». Por su parte, el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, celebró la «rectificación del Gobierno y del PP» que ha llevado a consensuar la mencionada enmienda.

JUNCKER LLAMA A LA «SOLIDARIDAD» DE LA UE

 

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, pidió ayer «solidaridad» y «valentía» para distribuir entre los países de la UE a 120.000 refugiados llegados a Italia, Grecia y Hungría, que se suman a los 40.000 que se propuso en mayo. Juncker insistió en su en que el reparto debe tener un carácter «obligatorio». El presidente de la Comisión enfatizó que «no hay religión o creencia cuando se habla de refugiados».

Juncker propuso, además, la creación de un fondo fiduciario de emergencia de 1.800 millones de euros, para hacer frente a las causas de la desestabilización, los desplazamientos forzados y la inmigración ilegal desde el Sahel, el Cuerno y el norte de África, así como componer una lista de países de origen seguros para agilizar el proceso de gestión de demandas de asilo. Juncker reconoció que existe «un número de refugiados importante y sin precedentes», si bien matizó que «sólo representa el 0,11% de la población de la UE».

Por otra parte, Francia ha acogido al primer contingente de expatriados del millar que se ha comprometido a recibir. Las agencias informan de que el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, sin detallar cifras, dijo ayer que su país está comprometido a acoger más refugiados sirios para responder a la crisis migratoria que afecta a Europa,

Por otro lado, los periódicos destacan que el Gobierno de Dinamarca ha decidido bloquear el paso a varios cientos de refugiados sirios llegados desde Alemania, que pretendían cruzar Dinamarca para llegar a Suecia. La policía danesa cerró a los refugiados la principal autopista y las líneas de trenes que unen el país escandinavo con la frontera de Alemania. Las autoridades también ordenaron suspender de forma indefinida el tráfico ferroviario con Alemania.

Los diarios recogen de forma destacada el caso de Petra Laszlo, la cámara de televisión que fue filmada agrediendo a refugiados que huían a la carrera de la policía húngara, que ha sido despedida de la cadena N1TV, para la que trabajaba, tras el escándalo provocado por las imágenes de su conducta.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar