Prensa del día: Por la solidaridad

EL PAÍS: LA CRISIS DE LOS REFUGIADOS MARCA EL PRESENTE Y EL FUTURO DE EUROPA

«Europa se enfrenta a la peor crisis de refugiados que ha presenciado el mundo desde la II Guerra Mundial». «Cada vez son más las personas desplazadas» y «cada vez son más las que mueren en su intento desesperado de huir de la guerra y la persecución». «Sin embargo a medida que pasan los meses, vemos que Europa no ha hecho lo suficiente, y lo ha hecho demasiado tarde». La crisis de los refugiados «ha dejado al descubierto además una grave crisis política».

Ante esta situación, trece diarios europeos hacen un llamamiento a los líderes políticos, y les exigen «que establezcan métodos sencillos, seguros y prácticos que permitan a los refugiados pedir asilo en Europa»; «que den muestras de solidaridad hacia los países limítrofes con la Unión Europea»; «que suspendan el acuerdo de Dublín»; «que apoyen un reparto más justo de los refugiados entre los Estados miembros de la UE»; «que incrementen la ayuda financiera y humanitaria a las naciones de Oriente Próximo afectadas por el conflicto» y «que presionen más a otros actores internacionales fundamentales, como Irán, Rusia, Arabia Saudí, Turquía y EEUU para que hagan el máximo esfuerzo con el fin de reunir a las partes del conflicto sirio en unas negociaciones de paz dirigidas por Naciones Unidas».

«Nuestros dirigentes deben ser valientes y lúcidos para superar esta prueba a la que se enfrenta nuestra civilización europea común. Debemos actuar, y debemos actuar ya».

EL MUNDO: ES EL MOMENTO DE ACREDITAR LA SOLIDARIDAD CON HECHOS Y NO SÓLO CON PALABRAS

«España aceptó ayer acoger en los próximos tres años a los 14.931 refugiados que le ha asignado Bruselas. Concluido el debate sobre las cuotas de asilo, es momento de empezar a trabajar y demostrar con hechos y no sólo con palabras hasta dónde llega la solidaridad de los distintos territorios españoles». Ahora bien, «para que este plan tenga éxito» es imprescindible que «todos los implicados en la acogida dejen atrás sus diferencias ideológicas y sepan trabajar juntos». «España necesita un plan concreto que garantice la integración y protección de los asilados y, al mismo tiempo, garantice la seguridad de los españoles». «Con miles de refugiados esperando una respuesta en las estaciones y campos de Hungría, Italia y Grecia, no se puede consentir que nuestros dirigentes pierdan el tiempo tratando de sacar rédito político de esta dura crisis migratoria».

LA RAZÓN: ESPAÑA, UN PAÍS SOLIDARIO

La cuota de refugiados asignada a España «no tiene por qué suponer una grave dificultad» para un país que «en menos de una década vio triplicarse su población de origen extranjero». «Más aún cuando la sociedad española ha sabido integrar con notable éxito a sus nuevos vecinos, como demuestra, salvo excepciones muy puntuales, la ausencia de conflictos de carácter xenófobo o de marginación social y urbana». La postura del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de «no entrar en pueriles regateos» es coherente con nuestra experiencia reciente en materia migratoria y «supone un ejemplo de solidaridad con el que pocos ciudadanos se mostrarán en desacuerdo. Satisface, también, el giro dado por el principal partido de la oposición, el PSOE que, tras una primera tentación de llevar el asunto al campo de la reyerta partidista, se ha comprometido a actuar en coordinación con el Gobierno». «España es un país solidario y tiene una nueva oportunidad para demostrarlo».

CINCO DÍAS: POLÍTICA COMÚN PARA REFUGIADOS E INMIGRANTES

«La actual crisis migratoria, como antes la del euro, pone de manifiesto que ningún país europeo por sí solo puede lidiar con problemas de tal envergadura y naturaleza supranacional». «La nueva actitud de las principales capitales europeas es un giro bienvenido e imprescindible, a la par que incompleto. Varios países, entre ellos España, se resisten todavía a la propuesta de la Comisión para convertir ese mecanismo de reparto en permanente y obligatorio, para evitar así los sonrojantes regateos con el sufrimiento de personas que huyen de la guerra, el terrorismo y la dictadura». «Sin embargo, el sistema fijo de reparto no basta por sí solo. La UE debe armonizar también las condiciones del asilo, su financiación y centralizar su gestión». «Se trata de hacer más, mucha más Europa en todos los ámbitos, para que la Unión recupere su buena forma y alcance las máximas cotas de eficacia, solidaridad y legitimidad ante sus propios ciudadanos».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar