Francia y el Reino Unido valoran una intervención en Siria ante la crisis de los inmigrantes

Francia y Reino Unido planean cambiar su estrategia respecto a Siria ante el avance del Estado Islámico y la oleada de refugiados que ha originado el conflicto. El presidente francés, François Hollande, anunció ayer que había pedido al ministro de Defensa que a partir de hoy aviones franceses «hagan vuelos de reconocimiento en el sur de Siria». «Permitirán planear los bombardeos contra DAESH. Queremos saber dónde están los centros de entrenamiento y decisión», dijo. Hollande descartó por «irrealista» toda intervención terrestre.

Por su parte, el primer ministro británico, David Cameron, confirmó que tratará que el Parlamento dé luz verde en un próximo debate a la participación británica en los bombardeos de la coalición internacional contra el Estado Islámico en Siria. Cameron desveló ante la Cámara de los Comunes que aviones no tripulados británicos llevaron a cabo un primer bombardeo en Siria a finales de agosto, en el que murieron tres integrantes del EI, dos de ellos británicos. «No teníamos opción», dijo, y añadió que los terroristas estaban preparando ataques contra Occidente.

Mientras, el Departamento de Defensa de EEUU está elaborando una nueva estrategia para el envío de reclutas sirios formados y equipados por este país, después de que el primer envío resultara un fracaso al ser atacados por las milicias del Frente al Nusra, según The New York Times.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo, apuntó ayer que «ha llegado el momento de entablar negociaciones con el régimen de Bachar el Asad». En la rueda de prensa celebrada tras entrevistarse con el presidente iraní, Hasan Rohani, Margallo dijo que, en su opinión, el error de no contar con El Asad propició un «vacío» que ha sido ocupado por el DAESH. «Mi posición es que la paz se hace siempre negociando con el enemigo», añadió. El ministro consideró «absolutamente deseable» la intervención militar contra el yihadismo en Siria, pero recordó que España no puede participar sin un «paraguas internacional».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar