La organización situó al público en una zona «segura»

El alcalde de Carral, José Luis Mouriño, ha asegurado este domingo que la comisión organizadora del Rally de A Coruña y la Guardia Civil situaron a los espectadores en el lugar del accidente al considerarlo, «en teoría», «seguro».

En declaraciones a Europa Press, el regidor ha explicado que tanto la organización como la Benemérita colocaron a los espectadores del Rally de A Coruña –en el que fallecieron seis personas y otras 16 resultaron heridas tras ser arrolladas por un coche que perdió el control– en la «zona alta» donde «había arbolado», pues consideraron que el margen izquierdo de la carretera no era seguro al existir riesgo de que los coches se fuesen hacia este lado.

En este sentido, José Luis Mouriño ha indicado que, «por lógica», los coches se podrían «salir hacia la izquierda» si la curva es «hacia la derecha». Sin embargo, ha lamentado que, finalmente, fuese «al revés», pues el siniestro tuvo lugar en una recta.

«En teoría era el sitio seguro», ha remarcado el alcalde en referencia a la zona alta y arbolada, situada al margen derecho, donde se encontraban los espectadores que fueron arrollados. «Pero fue al revés», ha lamentado.

Preguntado por la concentración celebrada en el Ayuntamiento de Carral a las 12,00 horas de este domingo en recuerdo de los fallecidos, José Luis Mouriño ha precisado que los familiares, amigos y vecinos reunidos en la plaza del municipio superaba el centenar de personas.

APOYO Y CARIÑO

El objetivo de esta concentración era recordar a los fallecidos en el accidente así como ofrecer su apoyo y cariño a las familias que han sufrido alguna pérdida y tienen algún familiar herido. Algunos «están bien» y otros «no tan bien», ha indicado el regidor de Carral al respecto.

Los Ayuntamientos de Carral y Cambre han decretado tres días de luto oficial tras el accidente ocurrido en el Rally de A Coruña, en el que seis personas perdieron la vida y otras 16 resultaron heridas de diversa consideración.

A los municipios de Carral y Cambre, de donde eran naturales las víctimas, se han sumado los municipios de A Coruña, Arteixo, Oleiros y Sada, que también han decretado tres días de luto oficial en señal de duelo.

El Rally de A Coruña quedó suspendido en la jornada del sábado después de que un vehículo arrollase a un grupo de aficionados, suceso que provocó la muerte de cuatro mujeres (dos de ellas embarazadas) y dos hombres y causó heridas en otras 16 personas.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar