La UE se plantea acoger a otros 120 mil refugiados

La Comisión Europea planteará el próximo miércoles que los estados miembros acojan a 120.000 refugiados, que vendrían a sumarse a los 40.000 inicialmente propuestos. Hasta el momento, los países sólo se han comprometido a acoger de forma voluntaria 32.000 refugiados procedentes de Italia y Grecia. El presidente de la UE, Donald Tusk, dijo ayer que los gobiernos deben redoblar sus esfuerzos y acoger al menos a 100.000 refugiados de los países que necesitan un alivio por la presión que sufren. Tusk abogó por una «distribución justa», y alertó de que si los líderes europeos no demuestra buena voluntad, «la solidaridad se convertirá en un eslogan vacío y se verá reemplazada por el chantaje político, las divisiones y un nuevo juego de culpa».

Mientras, Francia y Alemania acordaron ayer una iniciativa conjunta que llevarán al próximo Consejo Europeo de ministros de Interior del día 14, en la que incluyen un «mecanismo obligatorio y permanente» de acogida de refugiados. El presidente francés, François Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel, hablaron ayer por teléfono sobre la serie de medidas que pasarán por los responsables de Interior antes de ser confirmadas en un Consejo Europeo por los jefes de Estado y de Gobierno.

«Habrá que repartirse a estos demandantes de asilo, principalmente a los que vienen de Siria. Hemos propuesto junto a la canciller Merkel un mecanismo permanente obligatorio», señaló Hollande en una rueda de prensa en El Elíseo. Hollande consideró que los compromisos adoptados hasta ahora por la UE no son suficientes y que «hay países que no responden a sus obligaciones morales».

Las nuevas medidas que propondrán París Y Berlín, puntualizó, se refieren a los centros de registro para recibir a refugiados y repatriar a los inmigrantes indocumentados, a la protección de las fronteras y a la actuación en los países de origen y de tránsito. En un comunicado conjunto, Hollande y Merkel destacaron que esos «refugiados» necesitan protección internacional y que Europa debe proteger a aquellos para quienes esta es «la última esperanza».

Esta iniciativa, según Hollande, se preparó antes de la conmoción causada por la imagen del niño sirio Aylan Kurdi, ahogado en la playa turca de Bodrum. «Pienso en las víctimas que no son fotografiadas, que son ignoradas y en las futuras víctimas que habrá si no hacemos nada», señaló el mandatario galo.

Desde Suiza, donde se halla de visita oficial, Angela Merkel defendió también la necesidad de definir cuotas para la acogida de refugiados. «Necesitamos cuotas obligatorias en el seno de la Unión Europea para compartir los deberes; es el principio de solidaridad», dijo la dirigente alemana.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar