Mas califica de «montaje» contra CDC el registro policial

Artur Mas_comparencia Parlamento de Cataluña

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, denunció ayer un «montaje» contra CDC por el registro en la sede del partido, y, en concreto, acusó al Ministerio del Interior de estar detrás de la actuación de la Guardia Civil. Mas dijo que ya no cree «en las casualidades», y auguró que «de aquí al 27-S habrá nuevos montajes». «Hay poderes del Estado que actúan de forma barriobajera y con intereses espurios», afirmó.

Mas compareció ante la Diputación Permanente del Parlament para hablar sobre los motivos de la convocatoria de las elecciones del 27-S y para dar explicaciones por los registros en las sedes de CDC y de su fundación CatDem por el supuesto pago de comisiones por parte de la constructora Teyco. En su intervención inicial, señaló que la operación en la sede de CDC fue promovida por la Fiscalía y la Guardia Civil, y reveló que algunos periodistas avisaron a dirigentes de Convergència de lo que iba a suceder al día siguiente. En su opinión, España se va pareciendo al «far west», con procesos «inquisitoriales» en los que se «persigue políticamente a gente.

Mas argumentó que las aportaciones de Teyco a CatDem fueron legales, y que no se corresponden «en ningún caso» con la cifra del 3%. El presidente catalán admitió que su fundación cobró dinero de Teyco como de otras empresas, y reconoció que puede haber intereses concretos a la hora de hacer estas donaciones. «Efectivamente, no son a cambio de nada y pueden ayudar más a unos que a otros dependiendo de sus afinidades ideológicas». Además, indicó que Teyco ha ayudado también a otras fuerzas y ha contratado con ayuntamientos de otros colores políticos.

LA OPOSICIÓN VE INSUFICIENTES DAS EXPLICACIONES

 

Los partidos de la oposición consideraron insuficientes las explicaciones de Artur Mas, y apuntaron que aún existen sombras sobre la financiación de CDC. El líder del PSC, Miquel Iceta, le reprochó que despachara el asunto con «evasivas» y le instó a asumir «responsabilidades» políticas «en primera persona» si se demostraran las irregularidades. Iceta acusó a Mas de usar la Generalitat como «moneda de cambio» para el 27-S.

El diputado del PP Santi Rodríguez afeó al presidente que siga viendo una mano negra en los registros, y le instó a denunciar a los tribunales las supuestas filtraciones sobre el registro en la sede de CDC, «si tiene pruebas». En caso contrario, le pidió que rectifique una «acusación extremadamente grave». Rodríguez recordó que el exministro Rodrigo Rato fue detenido poco antes de las elecciones municipales pero a nadie se le ocurrió decir que «el Estado estaba atacando al PP».

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, lamentó que el presidente no asuma responsabilidades, y le advirtió de que su «enemigo» de cara al 27-S es «la verdad». Desde ICV-EUiA, Joan Herrera, acusó a Mas de «connivencia» con la corrupción y afirmó que «la casualidad es que nunca sepa nada» de los casos que afectan a CDC.

Desde otra perspectiva, la portavoz de ERC, Marta Rovira, criticó que el Gobierno del PP «utilice» presuntos casos de corrupción para «ir en contra de la independencia». En nombre de CDC, Jordi Turull pidió «tolerancia cero y sin excusas» contra la corrupción y también contra la «guerra sucia». «Nosotros hemos propuesto urnas y papeletas y el Estado nos ha respondido con querellas y tricornios», añadió.

El líder de ERC, Oriol Junqueras, dijo que le convencieron «algunas cosas» de las explicaciones ofrecidas por Mas, e insistió en que los independentistas sufren una «persecución» del Estado. Junqueras defendió el trabajo de los jueces y deseó que «todo el peso de la ley» recaiga sobre los corruptos, al tiempo que criticó que una parte del Estado utilice de forma partidista los casos de corrupción.

EL GOBIERNO PIDE QUE NO BUSQUE «CULPABLES FUERA»

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, reclamó ayer al presidente de la Generalitat, Artur Mas, que no busque «culpables fuera» y que por una vez se haga «directamente responsable» de los casos de corrupción que afectan a CDC, como el de las presuntas comisiones del 3%. Sáenz de Santamaría señaló que los ciudadanos demandan que se combata la corrupción y que las investigaciones que afectan a CDC son una demostración de que las instituciones funcionan.

Todos los diarios destacan la comparecencia de Mas en el Parlament para tratar sobre los supuestos pagos de Teyco a CDC. EL PAÍS resalta que «Mas achaca la investigación del 3% a una conspiración». En este sentido, EL MUNDO dice que «Mas denuncia una operación de Estado contra CDC». Asimismo, ABC señala que «Artur Mas atribuye las investigaciones del 3% al ‘juego sucio’ del Estado». También LA VANGUARDIA refleja que «Mas acusa al Estado de urdir un ‘montaje’ electoralista contra CDC». LA RAZÓN subraya que «Mas tapa el 3% con un ataque al Estado». En su primera, este diario realiza 20 preguntas que no tuvieron respuesta en la comparecencia de Mas. Por último, EL PERIÓDICO dice que Mas alegó que «Teyco pagó a otros partidos».

Por otro lado, EL MUNDO informa que CatDem recibió donativos empresariales por valor de 1,2 millones de euros anuales, según los sucesivos informes aprobados por el Tribunal de Cuentas. Por su parte, ABC destaca que Teyco desvió 300.000 euros a CDC a través de su fundación entre 2007 y 2014

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar