La superficie quemada en Cualedro supera ya las 3.000 hectáreas

Incendio Cualedro_vista xeral

   Tres incendios forestales, el que sigue activo en el municipio de Cualedro tras arrasar unas 3.000 hectáreas y dos controlados, en Viana y en Manzaneda, mantienen el despliegue de numerosos medios de extinción en la provincia de Ourense.

Según el último parte de información aportado por la Xunta, a las 14,37 horas de este lunes se dio por estabilizado –que no controlado– el fuego en Cualedro, que empezó el domingo en la parroquia de Lucenza y en el que han trabajado tres técnicos, 27 agentes forestales, 70 brigadas, 32 motobombas, seis palas, ocho helicópteros y nueve aviones, además de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

El Ministerio de Defensa ha señalado que la Unidad Militar de Emergencias (UME) desplegó en este fuego militares pertenecientes al V Batallón de Intervención en Emergencias.

El incendio se declaró este domingo en montes de la parroquia de Lucenza del municipio ourensano de Cualedro y ha quemado al menos 2.000 hectáreas. Al respecto, el regidor ha apuntado que «las últimas informaciones» de que dispone indican que el fuego «ahora mismo está contenido».

La situación ha evolucionado favorablemente a efectos de las labores de extinción, que continúan ya no solo en montes del municipio de Cualedro, sino también en los de los municipios limítrofes de Trasmiras, Baltar y Xinzo de Limia.

«Ahora todo está a expensas de la meteorología, sobre todo de que no tire el viento. De ser así, las informaciones que tenemos es que incluso pronto podría empezar a estar controlado, pero si aparece el viento tiraría de varios focos de fuego que todavía quedan activos y podría volver a complicarse la cosa en algunos puntos», ha advertido el alcalde.

En Cualedro «lo peor ya pasó», según ha dicho Luciano Rivero, antes de destacar que «ahora mismo ya no corre riesgo ninguna vivienda ni explotación ganadera de la zona».

CERCANÍA A VIVIENDAS

Pese a las numerosas situaciones de alto riesgo que se produjeron este domingo en al menos siete localidades de este municipio, «en Cualedro no ardió ninguna vivienda, explotación o galpón que este Ayuntamiento tenga conocimiento», según ha afirmado Rivero.

No obstante, ha resaltado que las llamas se aproximaron y devastaron extensiones considerables de monte de las localidades de Saceda, Pedrosa, Lucenza, Lamalonga, Muimenta, Vileda y el propio Cualedro.

El fuego también se aproximó a localidades de Xinzo de Limia como Gudín, Novás y Cebreiro, así como a las de Vilardelebres y Serralleira de Trasmiras y otras del municipio de Baltar.

En torno al mediodía de este lunes, las labores de extinción se centran en montes de la Serra do Larouco, en el municipio de Baltar, limítrofe ya con suelo portugués, donde dirigen principalmente las descargas los medios aéreos este lunes.

Los numerosos frentes de fuego abiertos durante la tarde del domingo, con intensos vientos, complicaron las labores de extinción al hacer preciso atender diversos focos distantes entre sí, según ha constatado el alcalde.

Luciano Rivero ha confiado, con todo, en que «si todo continúa así y el viento no aparece, es posible que en las próximas horas la situación quede controlada, aunque ahora los mayores esfuerzos de extinción se centran en el Larouco».

 

 VIANA

 

En Viana, tras ser extinguido un incendio, todavía prosigue en situación de control –desde las 13,21 horas– un fuego en la parroquia de Pradocabalos que ha calcinado 198 hectáreas y en el que participan un técnico, 13 agentes forestales, 45 brigadas, 17 motobombas, cinco palas, nueve helicópteros y seis aviones.

En igual condición continúa desde las 7,51 horas del domingo un incendio en Manzaneda, en la parroquia de Cernado, que afectó a 250 hectáreas de Red Natura. En su extinción colaboran dos técnicos, nueve agentes forestales, 29 brigadas, 12 motobombas, una pala, seis helicópteros y tres aviones.

Quedó extinguido el incendio de la parroquia de Pexeiros, en Viana do Bolo, tras quemar 68 hectáreas rasas y cuatro arboladas. En él trabajaron 12 agentes forestales, 19 brigadas, 11 motobombas, dos palas, siete helicópteros y dos aviones.

Igualmente, los medios apagaron las llamas en la parroquia de Cudeiro, en Ourense ciudad, donde ardieron 59,4 hectáreas rasas y participaron un técnico, 15 agentes forestales, 32 brigadas, 23 motobombas, dos helicópteros y ocho aviones.

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar