Suspensión temporal del traslado al nuevo hospital de Vigo

Novo hospital de Vigo-Alvaro Conqueiro   El Sergas ha confirmado este viernes la suspensión del proceso de traslado al nuevo hospital de Vigo por falta de garantías en la calidad del aire en «zonas críticas» de las nuevas instalaciones, como quirófanos, áreas de reanimación o de cuidados intensivos.

El gerente de la Estructura Organizativa de Xestión Integrada de Vigo (EOXI), Félix Rubial, ha explicado en rueda de prensa que, en el marco de los preceptivos procesos de verificación del aire ambiental en estas áreas, «no hay 100 por cien de resultados negativos». «Todas las nuevas instalaciones tienen procesos de verificación de seguridad ambiental y detección de alteraciones microbiológicas en el aire, y no tenemos el 100 por cien de valores negativos», ha reiterado.

Según ha precisado posteriormente, no se han detectado señales de contaminación sino que «no hay resultados ni positivos, ni negativos, no se dispone del 100 por cien de la información», y para no asumir ningún riesgo se ha optado por aplazar el traslado de los pacientes de cirugía, área materno infantil, críticos, y urgencias (los que tendrían que irse la próxima semana al hospital Álvaro Cunqueiro).

El gerente ha indicado que la dirección del Chuvi ha tenido conocimiento de esta circunstancia este jueves por la tarde, y que a primera hora de la mañana se había dado la información a los jefes de servicio y el personal directamente afectado.

Asimismo, el aplazamiento del traslado también obligará a realizar cambios organizativos, como reprogramar guardias o intervenciones quirúrgicas, que se realizarán en el Xeral y el Meixoeiro.

REANUDACIÓN

Rubial no ha concretado cuando se reanudará el traslado, que podría retomarse «en los próximos 15 días», y ha insistido en que esta decisión obedece al criterio de garantizar la máxima seguridad para pacientes y profesionales.

También ha explicado que, en caso de que los resultados de las pruebas que está realizando el servicio de Medicina Preventiva evidenciaran presencia de contaminantes en las áreas críticas del Álvaro Cunqueiro, se pondría en marcha el protocolo habitual en estos casos, de «higienización de conductos» y realización de nuevas pruebas.

Félix Rubial ha subrayado, no obstante, que las zonas ya abiertas en el nuevo hospital, incluida la UCI, tienen garantizada la seguridad y las condiciones para acoger a enfermos y trabajadores, pese a las críticas de la Junta de Personal sobre deficiencias en las instalaciones y presencia incluso de roedores.

Preguntado a este respecto, el gerente ha afirmado que no tiene constancia de que se hayan avistado ratones en el nuevo hospital, pese a las fotografías y denuncias en las redes sociales, porque no se le ha hecho llegar ninguna notificación en ese sentido «por los cauces oficiales». En todo caso, ha señalado que, de haberlos («una situación  no deseable, pero que puede darse»), el Sergas tiene contratada una empresa de desinfección y desratización y el hospital está «preparado» para afrontar esa eventualidad.

Finalmente, ha confirmado que este viernes se ha trasladado al Álvaro Cunqueiro a una treintena de pacientes de Medicina Interna, con lo que, en la primera semana de traslado, se han ubicado unos 200 enfermos de diez especialidades médicas en las nuevas instalaciones. El nuevo hospital seguirá recibiendo enfermos de esas patologías, que tengan que ingresar derivados de urgencias o de otros servicios.

CRÍTICAS DE LOS SINDICATOS

La rueda de prensa del gerente de la EOXI fue interrumpida varias veces al comienzo, por miembros de la Junta de Personal y trabajadores que se concentraron ante la sala donde estaba compareciendo Félix Rubial ante los medios.

Con gritos de «¡dimisión!» o «¡incompentencia!», los representantes de los trabajadores han denunciado la falta de información por parte de la dirección del complejo, acerca de la suspensión del traslado.

El presidente de la Junta de Personal, Ángel Cameselle (CC.OO.), ha subrayado que los sindicatos ya habían advertido de que podría haber «problemas» si se trasladan pacientes a un centro «que todavía está en obras». Asimismo, ha reclamado «información clara sobre lo que está pasando» para que la Junta de Personal pueda «tranquilizar a los trabajadores, y éstos a los pacientes».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar