Montoro defiende unas cuentas públicas para la recuperación frente a «utopías»

Montoro_Presupostos_Congreso deputados debate

El ministro de Economía, Cristóbal Montoro, presentó los Presupuestos para 2016 como la «garantía de la recuperación» frente a las «utopías inalcanzables» que plantean otras formaciones. En su intervención en el debate de totalidad, Montoro señaló que el Gobierno tiene una línea muy definida en materia económica para salir de la crisis y crear empleo y añadió que las decisiones que ha tomado han funcionado. Afirmó que son los Presupuestos que necesita España y su economía, y resaltó su carácter «social».

Montoro recordó las medidas tomadas a lo largo de la legislatura y aludió a la gestión económica socialista, que, subrayó, «generó pobreza y desigualdad con el mayor recorte social de la historia». Asimismo, se refirió a las voces «acreditadas» de políticos, expertos y medios que pedían el rescate de España, algo que no se llevó a cabo por la «firmeza y determinación» del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

El titular de Economía dijo que estas son las últimas cuentas de una etapa «intensa y difícil» que el Gobierno ha afrontado con la confianza de que todo lo que ha hecho ha sido bueno para España, ha mejorado la vida de los españoles y ha abierto las puertas «de par en par» a un futuro de bienestar para todos. En su opinión, esta política explica el nivel de recuperación económica de estos años, «imposible con otras recetas», recalcó. Montoro resaltó que, gracias a esta política, España podrá crear más de un millón de empleos entre 2014 y 2015. El ministro expresó su preocupación por la deuda externa, «el factor que hundió la economía y ha lastrado la posibilidad de recuperación».

SÁNCHEZ DICE QUE RAJOY ES EL «PELIGRO» PARA LA ECONOMÍA

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, dijo que los Presupuestos que presenta el Gobierno ponen en riesgo la recuperación económica y afirmó que Rajoy y estas cuentas «forman ya parte del pasado». En su intervención para defender la enmienda de totalidad de los socialistas acusó al presidente del Gobierno de «romper» la cohesión y dejar el país «más dividido y confrontado», por lo que, en su opinión, sólo un cambio de Gobierno permitirá el necesario cambio de rumbo en la política económica.

Para Sánchez, estos Presupuestos prueban el «agotamiento» como gobernante de Rajoy, quien, añadió, está «apegado a políticas del pasado», sin «ideas novedosas» para el futuro y «se limita a gestionar una coyuntura exterior favorable sin preocuparse» por conseguir que «la recuperación económica sea sostenible por sí misma». Además, acusó a Rajoy de no tener la «gallardía» de subir a la tribuna del Congreso para defender «en primera persona» las cuentas que presenta su Gobierno.

A continuación, Sánchez detalló los siete ejes sobre los que girará su programa de regeneración política, social y económica: cambiar el marco educativo, renovar el marco fiscal prohibiendo las «vergonzosas» amnistías fiscales, aprobar un nuevo Estatuto de los Trabajadores, alcanzar un pacto sobre la cohesión social y otro contra la violencia de género, recuperar el Pacto de Toledo y mejorar la calidad de las instituciones. Pero lo primero será, remarcó, cambiar «dentro de la ley» los Presupuestos que el Ejecutivo dejará aprobados antes de las elecciones.

MONTORO CALIFICA DE «MANDANGAS» LAS PROPUESTAS DE SÁNCHEZ

 

En el turno de respuesta, Cristóbal Montoro dijo que Sánchez es la «amenaza» y el «riesgo político» para la recuperación económica. Calificó de «mandangas» y «vaguedades» las propuestas del líder socialista y añadió que «por no llegar no llegan ni a buenas intenciones». El ministro preguntó a Sánchez si le van a permitir o le van a inducir sus socios potenciales a cambiar los Presupuestos como aseguró en su discurso. A este respecto, también le preguntó por la influencia que ejercerán en él los socios que le han dado el poder municipal.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, criticó la intervención de Pedro Sánchez y sostuvo que los socialistas merecían «más nivel y conocimientos». Así se pronunció en declaraciones a los medios de comunicación en los pasillos del Congreso tras la intervención del líder socialista.

CONVERGENCIA, UNIÓ, IU Y UPyD DEFIENDEN SUS ENMIENDAS

 

Las formaciones catalanas Convergència y Unió defendieron las enmiendas a la totalidad del Presupuesto por tratarse de unas cuentas electoralistas, «sin alma social» y «pésimas e insolidarias» con Cataluña. En concreto, el portavoz de Convergència, Pere Macías, explicó que su grupo ha presentado la enmienda porque cree que el Presupuesto no será suficiente para mantener la recuperación. Por Unió, Josep Sánchez Llibre, explicó que su formación ha enmendado los Presupuestos porque son de «baja calidad democrática» y «triunfalistas, electoralistas y propagandísticas». Además de ser «desleales, injustas e insolidarias con Cataluña».

En la réplica, Montoro afirmó que Cataluña crece porque es España y añadió que «si formara parte de otros países crecería la tercera parte o no crecería». El ministro subrayó que la economía catalana es el motor de España, «y más que eso», recalcó que más del 60% de lo que produce Cataluña se comercializa en el resto de España.

Para el portavoz económico de Izquierda Plural, Alberto Garzón, los Presupuestos que ha presentado el Gobierno sentarán las bases para repetir la crisis de la que el país todavía lucha por salir. En la respuesta, Montoro acusó a Garzón de utilizar «el lenguaje de los progres» de los 60 y le reprochó haberse quedado en el Manifiesto Comunista.

Por su parte, la portavoz de UPyD, Rosa Díez, acusó al Gobierno de usar los Presupuestos de 2016 para «camuflar» sus «miserias» de una legislatura de engaños y añadió que son unas cuentas «fracasadas» de un Ejecutivo «fracasado» que intenta resolver así sus problemas electorales. Durante la réplica, Montoro criticó a UPyD por no apoyar ninguno de los cinco presupuestos presentados a lo largo de la legislatura y por negar la recuperación económica una y otra vez.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar