CCOO denuncia que el peso de la crisis «recae sobre la mayoría social»

Xosé Manuel Sánchez Aguión_secretario xeral CCOO de Galicia_rolda de prensa

   El secretario xeral de CC.OO. en Galicia, Xosé Manuel Sánchez Aguión, ha criticado este martes el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) al entender que «va en la misma senda de años anteriores», con «recortes y ajustes», y que «hacen recaer sobre la mayoría social el peso de la crisis» sin propiciar «ninguna alternativa».

Por ello, en rueda de prensa junto con la economista Silvia Parga, el líder sindical ha rechazado las cuentas del Gobierno para 2016 incidiendo en la idea de que «no están pensadas para quien peor lo está pasando». Como ejemplo de ello, ha citado «las personas que quieren trabajar pero no tienen posibilidad de acceder a un empleo»; los parados, que ven «recortadas sus prestaciones de manera sensible»; y aquellos que tienen «menos recursos».

En este sentido, ha hecho hincapié en que los PGE «no están diseñados para combatir el paro, la pobreza y la desigualdad» al no incluir, entre otras cuestiones, una reforma fiscal enfocada a que «pague más quien más tiene».

A estas críticas ha sumado Sánchez Aguión su «tinte electoralista» y «la baja calidad democrática» que demuestra el Ejecutivo al sacarlas adelante en vísperas de los comicios estatales. «Parecería razonable que fuese el nuevo Gobierno el que elaborase los presupuestos y no que se encontrase la hipoteca de unas cuentas elaboradas por un Gobierno que, posiblemente, no repita», ha remachado.

En paralelo a esto, ha anunciado que, junto con UGT, su sindicato promoverá el próximo mes de septiembre una iniciativa legislativa popular (ILP) en demanda de «una renta mínima de integración» que garantice unos ingresos «a quienes, queriendo trabajar, no pueden o no encuentran trabajo».

GASTO SOCIAL

Tras la visión global de los PGE aportada por Sánchez Aguión, Silvia Parga ha entrado en el detalle de los números para denunciar que el gasto social «se recorta un 0,7 por ciento», que los empleados públicos y los pensionistas «perderán» poder adquisitivo y que el año próximo se invertirá «menos» en Galicia.

En primer término, ha indicado que el Gobierno está «disfrazando las cifras» para «vender» que el gasto social sube un 3,8 por ciento, pues la subida es del 0,4 por ciento. Sin embargo, la previsión recogida en el cuadro macroeconómico que acompaña los presupuestos apunta que la inflación aumentará un 1,1 por ciento, de modo que, «en términos reales», el gasto social cae un 0,7 por ciento.

Así las cosas, ha lamentado que el Ejecutivo que lidera Mariano Rajoy, con este recorte en el gasto social, «se olvida de quien está en peor situación».

De igual modo, en lo que atañe al pago de la dependencia, ha dicho que el nivel de financiación estatal se mantiene por debajo de lo acordado, de modo que el coste recaerá sobre «las comunidades autónomas y los usuarios». En este punto, ha recordado que un 24 por ciento de las personas que, en Galicia, tienen su derecho reconocido, todavía están «en lista de espera».

Adicionalmente, sobre las pensiones, la economista ha señalado que la partida destinada a su pago sube un 2,9 por ciento porque «hay más» perceptores, pues las pensiones sólo «se revalorizan un 0,25 por ciento». Teniendo en cuenta la inflación prevista, supone «pérdida de poder adquisitivo» y lo mismo ocurre con la subida salarial del uno por ciento recogida para los funcionarios.

GALICIA «PIERDE» 22 MILLONES

En cuanto a la situación de los desempleados, Parga ha dado cuenta de que los recursos para protección por desempleo disminuyen un 21,7 por ciento, de modo que la tasa de cobertura, que rozaba el 68 por ciento en 2011, se sitúa en el 52,5 por ciento. Además, ha referido que actualmente los parados perciben más subsidios que prestaciones contributivas.

Por último, ha lamentado que Galicia «pierde 22 millones de euros» en inversiones «reales» del Estado, de modo que ha concluido que los PGE «no ayudan al desarrollo económico» de la comunidad. A este respecto, ha recordado que los últimos años ha quedado sin ejecutar aproximadamente un tercio de los fondos consignados en las cuentas, de modo que la cuantía «perdida» puede ser todavía mayor.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar