Pablo Iglesias confía en un acuerdo con las Mareas gallegas

Pablo Iglesias - Podemos
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha vuelto a descartar este lunes un pacto a nivel estatal con Izquierda Unida para las próximas elecciones generales, si bien ha anunciado que su formación sí está dispuesta a llegar a acuerdos a nivel territorial con «espacios de unidad popular» en los que participe «gente que tenga diferentes carnets en el bolsillo». En la misma línea, ha confiado que en haya un acuerdo para una candidatura conjunta con las Mareas gallegas.

Así lo ha asegurado Iglesias en la rueda de prensa que ha ofrecido en la sede de la formación morada tras la primera reunión que ha mantenido el Consejo de Coordinación de Podemos después del parón estival, y en la que ha comparecido flanqueado por prácticamente todos los miembros de su Ejecutiva, a excepción de su número dos, Íñigo Errejón, y la eurodiputada Tania González.

En esta línea, el líder de Podemos ha recordado que «estaría encantado» de poder contar con personas que tienen «el carnet de otro partido», como el candidato de IU a La Moncloa, Alberto Garzón, pero a nivel territorial, ya que así lo marca la hoja de ruta aprobada por los simpatizantes de Podemos en la consulta sobre la política de alianzas que la formación celebró en julio.

«Ojalá pudiera darse un acuerdo en el que Garzón estuviera de alguna forma participando en otro espacio, que se entendiera con espacios a nivel local o autonómicos. Eso puede que ocurra o puede que no ocurra. Pero nosotros queremos trabajar en la dirección de encontrarnos con todo el mundo, sobre las bases que creemos que harían esto posible», ha explicado.

Dichas bases pasan, según ha detallado Iglesias, por «asumir que en cada territorio puede haber fórmulas diferentes», que en unas regiones puede haber acuerdos «y en otros no», y que «la sociedad civil» y la ciudadanía sean los que tengan «el protagonismo».

«Podemos no va a llegar a acuerdos por arriba sino que va a apostar por encuentros por abajo con actores amplios de la sociedad civil que recojan a diferentes actores, atendiendo a particularidades territoriales, locales o incluso provinciales», ha remachado.

PODEMOS-CATALUÑA SÍ QUE ES POT, EN LAS GENERALES
Hasta ahora, Podemos había ceñido la confluencia para las generales con otras organizaciones y sectores de la sociedad civil a las Comunidades con «nacionalidades históricas» –como las denomina la formación– de Cataluña, Galicia, Comunidad Valenciana y Baleares. En algunas de ellas, como Cataluña y Galicia, los pactos que se contemplan ya incluyen a Esquerra Unida (EUiA) y Esquerda Unida, las marcas de IU en cada una de estas dos regiones.

De hecho, Iglesias ha puesto de ejemplo el caso catalán, y ha confirmado que su partido concurrirá a las generales en esta Comunidad como «Podemos-Catalunya sí que es Pot». «Pensamos que fórmulas similares van a ser posibles en otros territorios, en territorios que forman parte de nacionalidades históricas y quizás también en localidades, provincias o territorios que forman parte de otro tipo de estructura territorial», ha apostillado.

«No pensamos que vaya a ser la misma solución en todas partes. No va a haber por nuestra parte ningún acuerdo con ninguna organización política a nivel estatal, sino diferentes procesos descentralizados, que algunos quizás sean posibles y otros quizás no», ha remachado. «En cada territorio habrá que ver. Hay diferentes sujetos y actores. A partir de ahí la gente de Podemos tendrá que ver qué posibilidades hay», ha reiterado.

Respecto al estado de las negociaciones las Comunidades donde ya llevan varios meses dialogando, como son Galicia y la Comunidad Valenciana, Iglesias se ha mostrado convencido de que habrá acuerdo. «Son muchos más los elementos que nos unen que los que nos separan. Creo que va a haber acuerdo. Ojalá podamos celebrarlo pronto», ha afirmado.

«GENEROSOS» CON LOS NOMBRES EN LA CAMPAÑA
Asimismo, ha confirmado que estos acuerdos respetarán los términos aprobados por los simpatizantes de Podemos en la consulta de julio, que pasan por concurrir bajo la fórmial ‘Podemos-X’, pero que serán «generosos». Así, ha señalado que «independientemente de lo que diga la papeleta, en términos de comunicación pueden convivir diferentes nombres».

«Se dan las condiciones para que pueda haber acuerdo y entendimiento. Pensamos que podemos compartir en igualdad de condiciones en diferentes territorios espacios para el cambio con aliados procedentes de la sociedad civil y de otras sensibilidades políticas. Vamos a trabajar en esa dirección», ha insistido.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar