El CNI y la Policía española alertaron a Francia de la radicalidad del yihadista que intentó atentar en un tren

Atacante en el tren francés_provisional

El CNI, Centro Nacional de Inteligencia, y la policía española alertaron en marzo de 2014 a las autoridades policiales francesas de la peligrosidad y de «la relación con el islamismo radical» del marroquí Ayoub El Kahzzani, de 26 años, reducido el viernes cuando supuestamente iba a atacar con un fusil automático AK-47 el tren Thalys 9364 que transportaba a 554 pasajeros de Ámsterdam a París. Además, en 2012 los servicios antiterroristas españoles incluyeron su nombre en las bases de datos policiales del espacio Schengen por su extremismo religioso, según fuentes antiterroristas. El detenido residió entre 2007 y marzo de 2014 en España -primero en Madrid y luego en Algeciras (Cádiz)-, desde donde el año pasado partió hacia Francia y, de allí, saltó a Siria supuestamente para enrolarse en el Estado Islámico. El Kahzzani fue detenido por tráfico de drogas en ese periodo, motivo por el que aseguran que pasó un tiempo en cárceles españolas.

En el interrogatorio policial al que fue sometido, el presunto autor del ataque ha negado ser un terrorista y ha asegurado que su intención era robar a los pasajeros. Sobre las armas que llevaba en una bolsa (una pistola, un fusil kalashnikov, nueve cargadores con unas 300 balas y varias armas blancas) mantuvo que se las había encontrado en un parque de Bruselas. El ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, ensalzó la actuación tanto del ciudadano francés como de los dos militares estadounidenses de permiso y del ciudadano británico que se interpusieron al atacante en el tren, y que lograron reducirlo. Las autoridades belgas, por su parte, han pedido una reunión urgente de la comisión de seguridad de la UE para intentar reforzar las medidas de protección.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar