División en Podemos tras la crisis griega

Tsipras Pablo Iglesias Podemos

Los diarios reflejan la división en Podemos tras la dimisión del primer ministro griego, Alexis Tsipras. Al respecto, contraponen el apoyo mostrado ayer por el secretario de Política de Podemos, Íñigo Errejón, a la decisión de Tsipras con las declaraciones de la secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, quien el jueves expresó su temor a que su partido sufra el mismo «temblor de piernas» que el primer ministro heleno.

Según ABC, «Podemos teme que el fracaso griego y la escisión en Syriza contagie a sus bases». De igual modo, EL MUNDO señala que «Podemos trata de frenar un contagio del fiasco de Syriza». «El ‘efecto Syriza’ divide a Podemos», titula LA RAZÓN. Por su parte, EL PAÍS dice que «Podemos se divide ante el adelanto electoral de Tsipras».

Para Íñigo Errejón, Tsipras ha dado una lección de «coraje y responsabilidad» de la que deberían «tomar nota muchos mandatarios europeos y españoles». En su cuenta de Twitter, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, calificó al Gobierno Griego de «responsable» al someterse a la voluntad popular y de dar una «lección democrática a Europa». Por su parte, Teresa Rodríguez, dijo ayer que «rectifica» sus declaraciones del jueves para que nadie las utilice contra Grecia. Mientras, el exdirigente de Podemos Juan Carlos Monedero afirmó que la decisión de Tsipras no le «emociona» porque invita a «votar en un escenario de resignación».

Mientras tanto, PP, PSOE y Ciudadanos coincidieron en destacar que el nuevo escenario en Grecia implica el «fracaso» del populismo. La ministra de Empleo, Fátima Báñez, sostuvo que los «populismos son todo lo contrario a la estabilidad fuera y dentro de España». La vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, advirtió de que hay que tener «mucho cuidado con los amigos de Tsipras en España», y alertó de que «la izquierda radical populista» genera «inestabilidad» y supone «regresar al pasado». El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, opinó que la lección que se puede sacar de la dimisión de Tsipras es que «las políticas populistas no llevan a ningún lado». El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, señaló que «Tsipras prometió cosas imposibles de cumplir y ahora tiene que cambiar su discurso y rectificar».

Desde otra perspectivas, el portavoz de Interior de IU en el Congreso, Ricardo Sixto, ve bien la dimisión de Tsipras y el adelanto electoral y cree que España debe «copiar» esa voluntad de llamar a los ciudadanos a votar.

 

DIFERENCIAS

 

Los diarios reflejan la división en Podemos tras la dimisión del primer ministro griego, Alexis Tsipras. Al respecto, contraponen el apoyo mostrado ayer por el secretario de Política de Podemos, Íñigo Errejón, a la decisión de Tsipras con las declaraciones de la secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, quien el jueves expresó su temor a que su partido sufra el mismo «temblor de piernas» que el primer ministro heleno.

Según ABC, «Podemos teme que el fracaso griego y la escisión en Syriza contagie a sus bases». De igual modo, EL MUNDO señala que «Podemos trata de frenar un contagio del fiasco de Syriza». «El ‘efecto Syriza’ divide a Podemos», titula LA RAZÓN. Por su parte, EL PAÍS dice que «Podemos se divide ante el adelanto electoral de Tsipras».

Para Íñigo Errejón, Tsipras ha dado una lección de «coraje y responsabilidad» de la que deberían «tomar nota muchos mandatarios europeos y españoles». En su cuenta de Twitter, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, calificó al Gobierno Griego de «responsable» al someterse a la voluntad popular y de dar una «lección democrática a Europa». Por su parte, Teresa Rodríguez, dijo ayer que «rectifica» sus declaraciones del jueves para que nadie las utilice contra Grecia. Mientras, el exdirigente de Podemos Juan Carlos Monedero afirmó que la decisión de Tsipras no le «emociona» porque invita a «votar en un escenario de resignación».

Mientras tanto, PP, PSOE y Ciudadanos coincidieron en destacar que el nuevo escenario en Grecia implica el «fracaso» del populismo. La ministra de Empleo, Fátima Báñez, sostuvo que los «populismos son todo lo contrario a la estabilidad fuera y dentro de España». La vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, advirtió de que hay que tener «mucho cuidado con los amigos de Tsipras en España», y alertó de que «la izquierda radical populista» genera «inestabilidad» y supone «regresar al pasado». El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, opinó que la lección que se puede sacar de la dimisión de Tsipras es que «las políticas populistas no llevan a ningún lado». El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, señaló que «Tsipras prometió cosas imposibles de cumplir y ahora tiene que cambiar su discurso y rectificar».

Desde otra perspectivas, el portavoz de Interior de IU en el Congreso, Ricardo Sixto, ve bien la dimisión de Tsipras y el adelanto electoral y cree que España debe «copiar» esa voluntad de llamar a los ciudadanos a votar.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar