Tsipras dimite y propone elecciones anticipadas

Tsipras

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, anunció ayer su dimisión y propuso la celebración de elecciones anticipadas. «Mi mandato del 25 de enero ha vencido. Ahora el pueblo debe pronunciarse. Ustedes con su voto decidirán si negociamos bien o no», dijo el líder de Syriza en un mensaje televisado. Tsipras reclamó «un mandato fuerte para un Gobierno estable», y se comprometió a que, en el marco del programa de rescate, habrá «medidas equivalentes» para reducir las consecuencias de la recesión, a la que conducirán los ajustes previstos en el plan.

«No conseguimos el acuerdo que queríamos, pero dada la situación, conseguimos lo mejor posible», afirmó Tsipras, que se mostró «orgulloso de la negociación» de su Gobierno con los acreedores y aseguró tener «la conciencia tranquila». «Europa ya no es la misma después de estos seis meses», añadió. El mandatario griego recordó que los acreedores proponían en un inicio «un período de financiación de cinco meses», además de duras medidas como «la eliminación de las ayudas sociales», y que tras las negociaciones su Gobierno consiguió «un acuerdo de tres años». «Sé que no logramos todo lo que prometimos al pueblo griego pero hemos salvado al país», subrayó.

El mandatario griego dijo sentirse «optimista» pese a «las dificultades» y señaló que el objetivo de un eventual nuevo Gobierno de su partido seguirá siendo luchar contra la corrupción y la evasión fiscal.

Tsipras presentó su dimisión al presidente de la república, Prokopis Pavlopoulos, y le pidió que convoque elecciones generales lo antes posible para zanjar la crisis política que ha desatado el tercer rescate. «El actual Parlamento no puede ofrecer un gobierno de mayoría o un gobierno de unidad nacional», argumentó el líder de Syriza. Tsipras no ha mencionado ninguna fecha para los comicios, pero antes de su comparecencia miembros de su gabinete adelantaron que la intención es que se celebren el 20 de septiembre.

No obstante, el líder de Nueva Democracia, Vangelis Meimarakis, anunció que intentará formar gobierno con otros partidos. «Exploraremos todas las posibilidades», dijo Meimarakis, quien consideró que la decisión de Tsipras de llamar a elecciones anticipadas es «deshonesta» con los países de la eurozona. El líder de Nueva Democracia adelantó que se reunirá con los dirigentes del PASOK y To Potami y que consultará con la cúpula de su partido si hacerlo también con los neonazis de Amanecer Dorado.

Mientras, el ala más izquierdista de Syriza decidirá este viernes cuál será su reacción a la renuncia de Tsipras, informa dpa que cita fuentes del partido. Dicha fuente, declaró que la fracción más izquierdista evalúa la posibilidad de fundar su propio partido.

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, afirmó que es «crucial» que Grecia mantenga ahora su compromiso con la eurozona, y expresó su deseo de que las nuevas elecciones conduzcan a un Parlamento griego que cuente con un respaldo mayoritario al nuevo programa de asistencia financiera y de reformas. En este sentido, el jefe de gabinete del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, afirmó que la celebración de elecciones anticipadas en Grecia puede servir para ampliar el apoyo al tercer rescate al país. El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, dijo que «toma nota» de la decisión de Tsipras y reconoció que el nuevo rescate pactado con Grecia necesita «un amplio apoyo» para su «éxito».

REACCIONES EN EUROPA

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, ve en la renuncia de Tsipras una solución y no un problema. Así lo reflejó la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, tras reunirse con Merkel en Brasilia, según citan varios medios brasileños.

En España, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, afirmó en relación con la crisis griega que «el populismo causa paro, pobreza y frustración» y que el modelo de Tsypras es el modelo de Ahora Podemos. Por su parte, la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, reconoció que teme que su formación sufra el mismo «temblor de piernas» que, en su opinión, ha padecido el primer ministro griego, Alexis Tsipras, tras «haber conseguido un no claro de la ciudadanía para ser desobedientes a la Troika». Desde IU, Joan Josep Nuet, mostró su apoyo a la decisión de Tsipras porque demuestra que hay alternativa a la austeridad que «doblega» a Grecia.

En otro orden de cosas, Grecia devolvió ayer 3.200 millones de euros al Banco Central Europeo (BCE) y liquidó la deuda de 7.160 millones de euros que había adquirido en julio con el resto de países de la Unión Europea, cuando le concedieron el crédito puente para que pudiera pagar sus obligaciones de ese mes. Este reembolso puedo ser realizado después de que los socios europeos desbloquearan el primer tramo del rescate, de 26.000 millones de euros.

 

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar