Unións Agrarias presiona

Roberto García_Unións Agrarias UUAA_UGT

   Unións Agrarias (UU.AA.) ha dado un ultimátum al Gobierno central para que ponga solución a la crisis de precios en el sector lácteo, al subrayar que los ganaderos gallegos requieren una subida «inmediata» de lo que reciben por la leche que producen ya que es «imposible» para un elevado número de ellos «esperar» por medidas a medio y largo plazo.

La fecha «clave» para recibir compromisos concretos será este martes, según ha destacado en rueda de prensa el secretario general del sindicato agrario, Roberto García.

Si la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, no traslada medidas para paliar la situación de los propietarios de las explotaciones lecheras, las movilizaciones que estos vienen desarrollando en las últimas semanas –‘tractoradas’ en varias comarcas de la comunidad– se endurecerán, según ha advertido García, quien no ha descartado ni una gran manifestación en Santiago de Compostela ni una huelga general u otra de entregas.

Para hacer viable la actividad de los dueños de las granjas de Galicia productoras de leche, según el líder de UU.AA., son precisas tres decisiones: la retirada del mercado de más de 40.000 toneladas de un ‘mix’ de productos lácteos (leche en polvo, líquida y queso, que la organización propone destinar a ayuda humanitaria), la incorporación de los precios que la distribución paga a la industria dentro del observatorio lácteo (para hacer visible el «estrangulamiento» que la industria «deriva» a los productores) y el control de los productos lácteos sostenibles.

Además, este colectivo demanda una línea de créditos a la industria para que los ganaderos que llevan «tres y cuatro meses sin cobrar» por la leche puedan hacerlo.

YA NO SIRVEN «MÁS ANÁLISIS»

«No hay ningún impedimento para que cualquiera de estas medidas se apruebe mañana», ha aseverado este lunes Roberto García, en alusión a la cita del martes, a las 17,00 horas, cuando las distintas partes –industria, distribución y productores– están convocadas a un encuentro con la responsable del Ministerio de Agricultura, Isabel García Tejerina.

Para García, las declaraciones del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, primero; y del titular del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, después, han de concluir con una toma de decisiones práctica e «inmediata», puesto que a los ganaderos ya no les sirven «más análisis», según ha alertado.

Y, por ello, amenazan con «reconvertir» el calendario de movilizaciones previsto –que prosigue este jueves en Vilalba (Lugo) y el viernes en Ordes (A Coruña), el martes 25 en Sarria (Lugo) y el jueves 27 en Teixeiro (A Coruña)– y «endurecer» el modelo de manifestación.

«DISPUESTOS A DAR LA BATALLA»

Ello, «sin renunciar al diálogo», según ha señalado el secretario general de Unións, antes de recordar que «Galicia se sigue alejando de la media del precio nacional» y que en los últimos meses tampoco se resolvió «el problema de los contratos basura», una vez expirado el sistema de cuotas y con valores que rondan los 24 céntimos en el peor de los casos.

Asimismo, sobre la intención del Gobierno de consultar a Competencia si emular el sistema francés es posible, García ha apuntado que este órgano es «político» y no «jurisdiccional», por lo que ha animado a imitar al país vecino toda vez que «nada le ha impedido salir al rescate» de su sector lácteo.

En el caso de Galicia, ha finalizado, «el conjunto» de las explotaciones «están unidas» y «dispuestas a dar la batalla», más en un momento en el que, tras el «éxito» de las movilizaciones –unas 13.000 personas se manifestaron en las cinco convocatorias de las pasadas semanas– «la situación, lejos de mejorar, ha empeorado» para los ganaderos de la comunidad gallega.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar