La flota del cerco demanda más cuota de anchoa en el puerto de Vigo

Protesta flota do cerco no Porto de Vigo

   Alrededor de un centenar de trabajadores del cerco, de las asociaciones de armadores de buques del cerco tanto de Pontevedra (Cerco) como de Galicia (Acerga), se han concentrado en la mañana de este jueves en una dársena del Puerto de Vigo para protestar por no disponer de cuotas para poder capturar anchoa a pesar de que la especie se encuentra actualmente en aguas gallegas.

La concentración, que dio comienzo sobre las 8,30 horas de este jueves y se prolongó durante más de hora y media en la dársena número cuatro del Puerto de Vigo, ha congregado a tripulantes y armadores en sus buques, en los que han desplegado pancartas para pedir a las autoridades pesqueras y al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que «haga algo» por el cerco gallego.

El gerente adjunto de la asociación de Pontevedra, Hugo González, ha indicado a Europa Press que en toda Galicia hay 155 barcos del cerco, de los que entre 90 y 100 se están viendo afectados por esta problemática, si bien ha trasladado que no todos pudieron asistir a la movilización de este jueves al no haber terminado su actividad pesquera.

Según ha explicado, en cada barco hay unas ocho personas a bordo, lo que supone que el impedimento de capturar la anchoa está afectando directamente a unas 800 personas. A ellas, ha añadido, se suman los trabajadores en tierra que dependen de la actividad de la flota, lo que, ha dicho, multiplica la cifra de afectados por 3,5.

El objetivo de las movilizaciones es que la administración interceda e «intente arreglar» la situación, para lo que proponen que la flota de Andalucía ceda algunas toneladas de su cuota –ya que tiene el 98,86% mientras que Galicia tiene el 1,14%– o que la administración española pida un adelanto del 10 por ciento sobre el total admisible de capturas (TAC) del año que viene, que equivaldría a 461 toneladas.

«Los estados miembros pueden solicitarlo, de acuerdo al reglamento europeo, pero no parecen dispuestos», ha explicado González, que ha comentado que actualmente la flota se encuentra «en una especie de limbo» esperando a que concluya el mes de agosto para ver si las administraciones se pronuncian y la flota consigue pescar la anchoa que se encuentra en los caladeros gallegos.

INTERVENCIÓN DE LA ADMINISTRACIÓN

En concreto, aunque saben que la Xunta no tiene competencia sobre el reparto de las cuotas, han reclamado que «presione» a la Secretaría General de Pesca para que la flota gallega pueda acceder a «una cuota decente para poder pescar» anchoa.

Además, han propuesto que las administraciones con capacidad para legislar busquen «mecanismos de flexibilidad» para incluir en la norma un apartado por el que se contemple que «si hay presencia de anchoa en las aguas gallegas, suba en un porcentaje la cuota» de la flota gallega.

En esta misma línea, ha dicho que el porcentaje «ridículo» del 1,14 por ciento que tiene Galicia podría corregirse repartiendo la cuota de las flotas en base a: un 80 por ciento por las capturas históricas y un 20 por ciento por las características socioeconómicas.

REPARTO DE CUOTA

La Asociación de Armadores de Buques de Cerco de la Provincia de Pontevedra, Cerco, critica la «cantidad ciertamente exigua, cuando no ridícula» de la cuota de la que dispone la pesquería de la anchoa del sur de Galicia, que en 2015 cuenta con 59 toneladas, y que les impide pescar en estos momentos esta especie a pesar de estar en aguas gallegas porque la cuota se agotó desde febrero.

Así, de las 4.618 toneladas aprobadas por el reglamento europeo para 2015 en España, mientras que Andalucía se lleva el 98,86 por ciento, a Cerco le corresponden 52,64 toneladas para todo el año. Esta cantidad se incrementó en 6,84 toneladas –hasta las 59,48– a consecuencia de la cesión de 600 toneladas de Portugal, pero la cifra sigue siendo «claramente insuficiente para la flota».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar