El hombre más buscado

Sergio Morate_o home máis buscado_exnoivo e asasino das mozas de Cuenca

Sergio Morate, el hombre de 30 años que aparece en la fotografía, se ha convertido en el más buscado de España al ser el centro las sospechas una vez encontrados los cadáveres de las dos jóvenes de Cuenca que habían desaparecido, Marina Okarynska y Laura del Hoyo, de 24 y 26 años.

El sospechoso cuenta con antecedentes penales por varios hechos, entre ellos por agredir sexualmente y fotografíar desnuda a otra joven.

Los cuerpos, que se encontraban boca abajo, fueron hallados por un hombre, que avisó a la Policía, que procedió a acordonar la zona de nacimiento del río Huecar, en Cuenca, y que tras la primera inspección ocular pudo confirmar que los cadáveres corresponden a dos mujeres.

Tras el hallazgo los agentes de la Policía que se encontraban realizando en las cercanías labores de búsqueda de las dos chicas se desplazaron a este punto.

El río Huécar nace a unos tres kilómetros de la localidad de Palomera, donde la Policía había registrado una casa propiedad de la familia del joven Sergio Morate, expareja de una de las desaparecidas y que se encuentra en paradero desconocido. Durante algo más de dos horas, los miembros de la unidad canina registraron esta finca, cercana a Cuenca, en la que la familia de Morate tiene almacenes relacionados con la venta de muebles antiguos.

A lo largo del día de ayer, la Policía había registrado una finca de Chillarón en la que la familia del joven tiene almacenes relacionados con la venta de muebles antiguos, así como la anteriormente citada propiedad en el municipio de Palomera. Desde un primer momento, las familias de Marina y Laura insistieron en que no se trataba de una desaparición voluntaria, y organizaron búsquedas para dar con su paradero.

La Policía Nacional revisó en las últimas horas las imágenes grabadas por la cámara de seguridad de una empresa cercana a la finca familiar de Sergio Morate. Se trata de la cámara de una empresa situada cerca a la propiedad familiar en el municipio conquense de Chillarón, una pequeña localidad de apenas 580 habitantes. El comercio se dedica a la restauración, pintura y venta de antigüedades. David, un trabajador de esta empresa, detalló que fue el lunes cuando la Policía requirió a la empresa para facilitar las grabaciones de la cámara de seguridad de la última semana.

Por su parte, vecinos de Chillarón aseguraron que la familia del joven ha abandonado el pueblo desde el pasado lunes cuando comenzaron los registros policiales.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar