Una chispa de soldadura inició el siniestro

Las primeras hipótesis sobre las causas que originaron el incendio registrado en la mañana de este lunes en la antigua planta de Freiremar ubicada en la avenida de Beiramar, junto a la Plaza de la Industria Conservera de Vigo, apuntan a que el fuego se produjo por una chispa de soldadura por los trabajos de reforma que se estaban realizando en el interior.

Así lo ha comunicado en declaraciones a los medios este lunes el presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, Ignacio López-Chaves, que ha manifestado que no ha habido heridos porque los trabajadores salieron en cuanto se dieron cuenta de que había fuego.

El máximo responsable del puerto ha transmitido que los daños «son importantes» porque el incendio «fue muy grave y se extendió rápidamente» y ha reconocido que este incendio va a perjudicar mucho a Frigalsa, empresa que en la actualidad tiene la concesión del puerto sobre esta nave.

Según ha dicho, esta compañía pretendía poner las instalaciones en marcha en septiembre, para lo que estaba haciendo reformas y habilitando dos almacenes de frigoríficos para almacenar atún. Además, tenía previsto hacer cambios en la fachada, aunque con los daños registrados, López-Chaves ha considerado que la reforma tendrá que ser más importante.

Asimismo, aunque la concesión del Puerto fue otorgada a Frigalsa, esta empresa había llegado a un acuerdo con Comercial Pernas (Coper) para alquilarle las oficinas cuando hubiesen terminado las reformas, mientras que Frigalsa estaría a cargo del frigorífico. Coper ha comunicado a Europa Press que al parecer el incendio se habría originado en el frigorífico.

En relación a los daños, la Autoridad Portuaria ha informado de que primero es necesario extinguir las llamas para que, posteriormente, los bomberos y técnicos puedan evaluar los daños, los riesgos y «lo que hay que hacer con la nave» dependiendo del estado en el que se encuentre, pues una parte se ha derrumbado a consecuencia del incendio.

BOLAS DE FUEGO

Dos testigos presenciales, Naiara Davila y Carmen Fernández, que en el momento de los hechos caminaban por Beiramar, han comunicado a los medios que, cuando pasaban cerca de la nave de la antigua Freiremar, vieron algo de humo y escucharon varias explosiones.

Tal y como han relatado madre e hija, que han afirmado tener un «susto tremendo», a continuación vieron salir por las ventanas y por la parte de arriba de la nave humo negro y «grandes bolas de fuego», por lo que corrieron hacia Torrecedeira para resguardarse, ya que «caían cosas negras del cielo».

MEDIOS MOVILIZADOS

Según ha informado a Europa Press el 112, varios particulares alertaron del incendio sobre las 12,20 horas de este lunes. Si bien no hay constancia de momento de que haya personas heridas, el Centro de Atención ás Emerxencias (CAE) 112 Galicia ha movilizado medios de Urxencias Médicas.

Hasta el lugar también se han desplazado todos los efectivos de Bomberos y de Policía Local, hay voluntarios de Protección Civil y apoyo de agentes de la Policía Nacional, que ha trasladado su helicóptero para sobrevolar la zona.

La Autoridad Portuaria también ha puesto a disposición de los bomberos «todos sus medios» e incluso se movilizó un barco de Sasemar con depósito de agua para proveerla si hiciera falta. El presidente del Puerto ha ratificado que los bomberos siguen intentando contener las llamas para que no afecten fábrica de Albo.

Además, por precaución se ha evacuado a los niños que jugaban en un parque localizado en las proximidades de la nave, e, igualmente, han sido cortadas las calles de alrededor, en concreto Beiramar, Jacinto Benavente y parte de Torrecedeira.

Esta no es la primera vez que se produce un incendio en una nave de esta zona. Así, en julio de 2013 y en septiembre de 2011 también se habían declarado sendos fuegos en la nave de Frigoríficos Berbés en la Avenida Beiramar de Vigo, que en ninguno de los casos había producido heridos y sólo dejaron daños materiales.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar