Rajoy: «Los Presupuestos cierran una etapa dificilísima y abren un período de crecimiento y empleo»

Rajoy_rolda de prensa Consello de Ministros_3107_2015

El presidente del Gobierno, en su comparecencia tras la reunión del Consejo de Ministros, ha manifestado que las cuentas públicas del próximo año contemplan una subida de las pensiones del 0,25%, un incremento salarial del 1% para los empleados púbicos y dedican el 53,5% a gasto social.

En su intervención, en la que ha hecho un balance general de la Legislatura, el jefe del Ejecutivo ha afirmado que los Presupuestos Generales del Estado para 2016 «marcan una senda que permite a los distintos agentes económicos, públicos y privados, hacer sus previsiones y tomar sus decisiones estratégicas en un horizonte de estabilidad».

El presidente ha subrayado que «se ha confirmado de manera clara la recuperación económica» y que España es el país de la OCDE donde el empleo crece con mayor intensidad. «La recuperación está ahí. A esta realidad, se le pueden buscar todas las sombras que se quieran, pero estamos ante un cambio de situación indiscutible, que llega cada vez a más gente», ha dicho.

Rajoy ha destacado que los Presupuestos continúan con la tarea de la consolidación fiscal: «El próximo año estaremos en una situación de superávit primario y saldremos del proceso por déficit excesivo de la Unión Europea. Para conseguirlo, vamos a reducir el techo de gasto un 4%. Es decir, gastaremos 5.600 millones menos que en 2015 gracias a los ahorros que produce el crecimiento económico».

Además, ha subrayado que las Comunidades Autónomas mejorarán un 8,7% en su financiación, y contarán con 7.400 millones de euros más, a los que se suman otros 2.900 en ahorro de intereses por las medidas de liquidez a tipo cero que el Gobierno ha puesto a su disposición. En total, 10.000 millones de euros en recursos que irán destinados a mantener servicios públicos esenciales, como sanidad, educación o servicios sociales.

El presidente ha avanzado que las cuentas públicas contemplan una subida de las pensiones en un 0,25%: «Desde enero del año pasado, 2014, se han incorporado a la Seguridad Social casi 900.000 nuevos cotizantes, pero todavía necesitamos muchos más para volver al equilibrio del sistema».

Asimismo, ha explicado que la mejoría de la economía del país permite revertir poco a poco los esfuerzos que han hecho los empleados públicos, que tendrán una subida salarial del 1%, la primera en los últimos cinco años: «Este año recuperarán otro cuarto de la paga extra de 2012 y el 50% restante a lo largo del año 2016».

Rajoy también ha indicado que el 53,5% de los Presupuestos se dedica al gasto social, lo que supone un aumento del 3,8%. «En España, hemos conseguido sortear los momentos más difíciles de la crisis manteniendo los pilares del Estado de bienestar. Más de 13 millones de españoles recibieron el año pasado algún tipo de renta de protección social, sean pensiones, dependencia, renta de inserción o subsidios de desempleo», ha indicado.

En definitiva, ha dicho, «con estos Presupuestos, se cierra una etapa dificilísima, una etapa muy difícil para todos los españoles y se abre un nuevo período de crecimiento sostenido y de creación intensa de empleo». «Van en la línea -ha añadido- de fortalecer la senda de nuestra economía, que si no se tuerce ni se frena puede llevarnos a un período de crecimiento y de bienestar muy largo, el más largo de nuestra historia reciente».

 

BALANCE DE LA LEGISLATURA

 

El presidente ha señalado que con la aprobación de las cuentas públicas culmina un curso político en el que se ha adoptado la reforma fiscal, cuyos efectos ya se están notando en la evolución de la economía. «Al final de la legislatura, los españoles pagarán menos impuestos en la Renta de las Personas Físicas que al principio. Y si la recuperación económica se mantiene, plantearemos en el futuro nuevas rebajas de impuestos», ha anunciado.

Otras medidas enumeradas por Rajoy han sido la reforma de la Administración, que ha generado un ahorro de 30.000 millones de euros, y la reforma de la Formación Profesional para el Empleo, que pretende mejorar la situación de las personas que tienen más dificultades para reincorporarse al mercado laboral. También se ha referido a las medidas aprobadas para luchar contra la corrupción, entre las que ha citado la mejora de la figura del decomiso para que los condenados por estos delitos «devuelvan a la sociedad lo que robaron», y a la creación del Portal de la Transparencia.

Como eje del cambio, el presidente ha apuntado que España acumula ocho trimestres consecutivos de crecimiento económico y que las previsiones apuntan que este año crecerá un 2,9%, por encima de los países de la Eurozona y de Estados Unidos.

 

DÉFICIT PÚBLICO

 

En relación con el déficit público, Rajoy ha recordado que España partía de una situación de descontrol, con un déficit del 9% y una desviación del 50% sobre el objetivo previsto, que era del 6%. Ahora, la senda de corrección sitúa el déficit para el año que viene en el 2,8% y prevé una situación de equilibrio en un par de años. A su criterio, es fundamental mantener las políticas de equilibrio para generar confianza dentro y fuera de España. Además, ha revelado que la corrección no vendrá por la vía de la reducción del gasto sino por la del crecimiento económico.

En cuanto a los precios, el jefe del Ejecutivo ha sostenido que el intenso crecimiento de la economía española por primera vez en la historia no va acompañado de una escalada de la inflación que, según los datos adelantados, es cero. «Los precios se mantienen controlados y el diferencial frente a la inflación europea es favorable a España, por lo tanto recuperamos competitividad», y esto es positivo porque «la gente no pierde poder adquisitivo», ha dicho.

Mariano Rajoy ha comentado que el récord de exportaciones también marca la transformación de la economía: «Crecemos de forma sana y equilibrada, con precios moderados y con un enorme protagonismo del sector exterior. Hoy en España, la proporción sobre el Producto Interior Bruto de exportaciones es superior a Francia, a Italia o a cualquier país grande de la OCDE, con la única excepción de Alemania».

 

EMPLEO

 

En relación con el empleo, Rajoy ha asegurado hay medio millón de personas en el paro menos y más personas afiliadas a la Seguridad Social que cuando empezó a gobernar: «Les recuerdo los datos de la última Encuesta de Población Activa: 411.000 nuevos empleos en el trimestre y 513.000 en términos anuales».

Además, ha argumentado que en estos últimos 12 meses el 56% de las personas que han abandonado el desempleo en toda Europa son españoles, según los datos de la Oficina Económica de la Comisión Europea. «Hoy el paro se está reduciendo a un ritmo del 7,4% anual y la Seguridad Social crece a un ritmo del 3,4% anual», ha resaltado.

En este punto, Rajoy ha resumido la situación actual indicando que en este curso político entre todos hemos seguido avanzando en la recuperación y en la modernización general de España y tenemos una economía más saneada, que está creciendo y creando empleo a un ritmo histórico. Además, el Gobierno ha bajado los impuestos, ha aumentado la protección a las familias, ha racionalizado las administraciones, promovido foros de debate internacionales sobre los principales retos como el terrorismo yihadista y la inmigración ilegal, y España ha conseguido un puesto en el Consejo de Seguridad de la ONU.

El presidente ha manifestado que España está hoy mejor de lo que estaba hace un año y mucho mejor de lo que estaba cuando accedió al Gobierno finales de diciembre del año 2011. Además, se ha mostrado absolutamente convencido de que «si seguimos manteniendo unas políticas como las que hemos llevado a cabo en los últimos tiempos ahora que tenemos más margen presupuestario», la situación de las personas que aún no han encontrado un puesto de trabajo se puede resolver.

 

UNIDAD DE ESPAÑA

 

Como reto futuro, el presidente ha asegurado que el Gobierno velará por el cumplimiento de la ley y la defenderá activamente. En este sentido, ha reiterado que no va a haber elecciones plebiscitarias en Cataluña porque lo prohíbe la ley: «Habrá elecciones al Parlamento de Cataluña, pero no habrá elecciones plebiscitarias como tampoco nunca hubo un referéndum por mucha propaganda que se quisiera hacer».

«Mi Gobierno va a defender también la unidad de España, la soberanía nacional y la igualdad entre los españoles porque es nuestra obligación y porque creemos en ello. Del mismo modo, no vamos a permitir que se prive a los ciudadanos de Cataluña de su triple condición de catalanes, españoles y europeos. No queremos que se queden fuera de España y, por tanto, fuera de Europa», ha enfatizado.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar