Detenidos diez narcos que operaban a través del Puerto de Marín

El Equipo Contra el Crimen Organizado de la Guardia Civil ha desarticulado una organización criminal en el marco de la ‘Operación Alimoche’, por la que ha detenido a diez españoles en Pontevedra, Ourense y Madrid, que se dedicaban a introducir a través del Puerto de Marín grandes cantidades de cocaína procedentes de Sudamérica.

Según ha informado el Instituto Armado, la investigación, que está dirigida por el Juzgado de Instrucción número ocho de Vigo y coordinada por el fiscal Antidroga de Pontevedra, se desarrolló durante casi dos años y permitió localizar a esta organización, que operaba «desde hacía años» por todo el territorio español, introduciendo la droga por medio de contenedores marítimos.

El grupo presentaba dispersión geográfica y unas características por las que no llamaba la atención de los cuerpos y fuerzas de seguridad. Así, sus miembros eran en su mayoría jóvenes y sin antecedentes penales, que realizaban diferentes actividades laborales no vinculadas socialmente al narcotráfico, entre los que se encuentran un bombero y varios empresarios.

La Guardia Civil ha manifestado que los puntos fuertes de la organización era que disponían de un tejido empresarial en Sudamérica y España y de grandes conocimientos en comercio internacional, así como de un importante conocimiento en praxis policial y una «perfecta coordinación y reparto de funciones».

Hasta el momento han sido detenidas 10 personas y se prevé nuevas detenciones en los próximos días. Asimismo, se han practicado cuatro registros domiciliarios en los que se han intervenido dinero en metálico, documentación y material informático, 100 gramos de cocaína, sustancias de corte de la droga, y balanzas de precisión, entre otros efectos.

Además del Equipo Contra el Crimen Organizado de Galicia (ECO Galicia), en la investigación han participado diferentes unidades de la Guardia Civil, como el Equipo Delincuencia Organizada y Antidroga de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Pontevedra y otras unidades de la Comandancia de Pontevedra.

 

DESCUBREN SUS ‘MODUS OPERANDI’

 

El Instituto Armado ha indicado que la operativa y estructura de la organización fue descubierta en marzo de 2014, cuando la mayor parte de sus miembros se encontraron en la localidad de Marín y, mientras unos establecieron puntos fijos de vigilancia y móviles de contravigilancia, otros accedieron a la terminal de contenedores del puerto.

Estos últimos, que estaban vinculados laboralmente el puerto, buscaron un contenedor procedente del Puerto de Callao, en Perú, que contenía fruta enlatada. Así, violentaron los precintos y lo abrieron con el fin de recuperar 60 kilos de cocaína –valorada en unos dos millones de euros–. No obstante, no encontraron la droga porque había sido intervenida por las autoridades peruanas antes de partir a España.

Pese a ello, los organizadores gestionaron un nuevo envío de otro contenedor, en este caso desde Colombia y directamente a una empresa española, en lugar de mediante el método de ‘rip off’, dado «el último fracaso». Para ello, en julio de 2015 tres de los ahora detenidos viajaron al país sudamericano para cerrar el acuerdo, que se vio frustrado tras la operación llevada a cabo por la Guardia Civil.

La Benemérita ha señalado que ésta «no era la única forma de narcotráfico desarrollada por los investigados», que en Ourense y Madrid tenían establecidos sendos puntos de distribución de sustancias estupefacientes.

Así, ha explicado que en julio de 2014 detectaron que varios miembros de la organización viajaron en dos vehículos desde Madrid hasta Francia, y aunque a la vuelta uno de los vehículos funcionó como ‘lanzadera’, consiguieron interceptar al segundo, que en el registro se descubrió que tenía en un doble fondo un paquete con medio kilo de cocaína.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar