La socialista Carmela Silva encuentra la Diputación de Pontevedra «sin recursos»

Superada su enfermedad, Carmela Silva se dispone a seguir ejerciendo como diputada en el Congreso y concejala en Vigo

La presidenta de la Diputación de Pontevedra, la socialista Carmela Silva, ha asegurado que la «actividad frenética» de su predecesor en el cargo, el popular Rafael Louzán, en su último mes como presidente dejó la institución «sin recursos».

Carmela Silva ha informado este martes de la situación de las cuentas de la Administración provincial. Así, respecto al Plan Provincial de Obras y Servicios, que disponía de seis millones de euros de libre disposición, «a día de hoy hay 245 euros». En cuanto a los 1,5 millones en concepto de libre concurrencia, el anterior gobierno ya adjudicó todo. «Por lo tanto, estaríamos en cero», alertó.

Sobre el Plan de Acción Municipal, dedicado a actividades culturales, deportivas y sociales, estaba dotado con una partida de 800.000 euros en concurrencia y 200.000 en libre disposición. «A día de hoy, la concesión de libre disposición está en 45,12 euros y la de concurrencia en 18.833, que ya están adjudicados», explicó.

En lo que se refiere al Plan de Acción Comunitaria, dotado con un millón de euros para asociaciones y entidades sin ánimo de lucro, cuentan «con 65,18 euros».

«Por lo tanto, se ha consumido total y absolutamente, a julio de 2015, todas las partidas», ha diagnosticado Carmela Silva. En el último mes antes del cambio de gobierno hubo una «actividad frenética para repartir estos fondos», señaló la presidenta, sin querer llegar a calificar esta actitud por parte de Rafael Louzán.

«Vamos a trabajar, aunque el anterior gobierno no tuvo a bien permitir que hubiese recursos para que en el semestre que queda el nuevo gobierno pudiese tomar decisiones y poner en marcha las nuevas políticas», ha lamentado la presidenta. Carmela Silva advirtió que este contratiempo «no va a poner freno a este gobierno». «Todo lo contrario, nos da más impulso», proclamó.

ACTITUD POCO ELEGANTE

Por su parte, el vicepresidente de la Diputación, César Mosquera (BNG), señaló que la actitud de Louzán «no fue ninguna sorpresa», ya que los propios nacionalistas lo denunciaron en el pleno y criticó que esto «demuestra una actitud poco limpia, poco elegante del anterior gobierno».

Mosquera indicó que ahora se pondrán trabajar en el nuevo presupuesto con calma y añadió que esta situación «trascendencia para el futuro tiene poca».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar