La Generalitat plantea un modelo de administración tributaria propia

La Generalitat de Cataluña se plantea construir un modelo de administración tributaria propia inspirado en el que hay implantado en Australia y Suecia, que primaría la cooperación con el contribuyente por encima del control. El responsable de este programa, Joan Iglesias, dijo que es el modelo que los expertos aconsejan al Ejecutivo catalán como proyecto de Hacienda propia, en el caso de una hipotética independencia de España.

En un acto celebrado en el Palau de la Generalitat con representantes de diversas consultoras como KPMG, PwC y Deloitte, además de escuelas de negocio como Esade, se expusieron los resultados de diez informes encargados por el Govern en los dos últimos años para avanzar en el objetivo de un eventual modelo de administración tributaria. Iglesias precisó que los expertos recomiendan crear un Servicio Catalán de Gestión de Ingresos , formado a su vez por cuatro organismos: La Agencia Tributaria de Cataluña, la Agencia Catalana de Recaudación de Ingresos, la Agencia Catalana de Comercio Exterior y Aduanas y la Agencia Catalana de la Propiedad Inmobiliaria,

Durante el acto, el conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, a la vista de estos informes, dijo que en el Govern están «mucho más preparados para el futuro», además de saber qué hacer «a grandes rasgos».

En la clausura de estas jornadas, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, dijo que fue un «error muy grande» no haber apostado durante la Transición porque Cataluña dispusiera de una Hacienda propia, algo que, según recalcó, ha tenido «consecuencias muy graves» durante muchos años. Mas se mostró confiado en que Cataluña sabrá aprovechar esta vez la «oportunidad» y la «necesidad» de disponer de una Hacienda propia, ya que sin ella, según remarcó, «no hay autogobierno, y sin autogobierno no hay proyecto propio».

EL GOBIERNO: UN PASO MÁS «A NINGUNA PARTE»

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, dijo ayer que la presentación del nuevo modelo de administración tributaria que pretende para Cataluña Artur Mas es un paso «a ninguna parte». Según la vicepresidenta, las medidas que quiere poner en práctica no son posibles, algo que, recordó, ya han dicho en reiteradas ocasiones tanto el Gobierno como los tribunales. Según Sáenz de Santamaría, lo que está provocando Mas es «una división profunda» en la sociedad catalana e, incluso, entre los que en otro momento le pudieron apoyar, de ahí que, según señaló, «mejor hubiera hecho» Artur Mas «gobernando todos estos años para la Generalitat y ayudando a crecer y a crear empleo».

Por otro lado, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díez, dijo ayer en Barcelona que «nadie del Gobierno» se ha planteado suspender la autonomía de Cataluña, tras lo que recordó que, en todo caso, el artículo 155 de la Constitución «está ahí, vigente». El ministro señaló que el Ejecutivo «no trabaja» con una posible declaración unilateral de independencia por parte del Gobierno catalán, un extremo que sería «una quimera con valor jurídico y político nulo». En otro momento, Fernández Díez apuntó que las leyes se han de cumplir y que la Generalitat es una institución del Estado.

El secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, en una reunión con periodistas en el Palacio de la Moncloa, dijo que el Gobierno garantiza que si la Generalitat de Cataluña superara las competencias que tiene atribuidas en materia tributaria, el Ejecutivo respondería a esa decisión, pero subrayó que, por ahora, no hay ninguna medida que haga necesaria una inmediata respuesta.

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, alertó a Mas de su «irresponsabilidad» porque, según dijo, con una iniciativa de este tipo las empresas «huirían» de Cataluña. En rueda de prensa en la sede de Génova, Casado recordó que la Generalitat ha tenido que «recurrir al fondo de la caja común para financiar los servicios sociales básicos más esenciales».

Por su parte, el primer secretario de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, tras exponer su opinión acerca de que el Gobierno no llegará a aplicar el artículo 155, dijo que la de Artur Mas es la candidatura «del lío» y que llevará a Cataluña al «desastre político y colectivo». Por otra parte, según fuentes socialistas que citan los diarios, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, habría transmitido a Iceta el malestar por haber dejado que los ediles socialistas en Terrasa y Castelldefels hayan votado a favor de la adhesión de ambas ciudades a la denominada Asociación de Municipios por la Independencia (AMI).

ABC, bajo el titular: «La radicalización del soberanismo dispara la alarma del empresariado», destaca que «agrupaciones patronales empiezan a advertir de la ‘tragedia que supondría la independencia’ y admiten que les ‘cuesta mucho enfrentarse al poder'», información que el rotativo sustenta con diversas declaraciones de representantes empresariales.

LA NOTICIA EN LOS PERIÓDICOS

EL PAÍS titula en portada: «Mas promete a Cataluña pagar impuestos como en Suecia». Según EL MUNDO, «Mas promete una Hacienda propia como la de Suecia o Australia». Para ABC, «Mas se inspira en Australia para su ‘irreal’ Hacienda catalana». LA VANGUARDIA subraya: «Mas expone su hacienda y el Gobierno la rechaza». EL PERIÓDICO destaca que «Mas avisa de que sin hacienda propia no hay autogobierno». LA RAZÓN dice que «Mas eleva el desafío: ‘La Hacienda propia ya está a punto'». CINCO DÍAS señala que Mas «apuesta por un sistema similar al australiano», mientras que EL ECONOMISTA apunta que «Mas desafía al Estado y asegura ‘tener a punto’ una Hacienda propia catalana»

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar