El presidente afirma en la Ofrenda al Apóstol que nunca renunciaría a representar a Galicia

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha proclamado que él «nunca renunciaría» a representar a Galicia en su día y «mucho menos a poder hacerlo en uno de sus símbolos más indiscutibles: la Catedral de Europa, la Catedral de Santiago de Compostela» y ha apelado a «combinar el cambio con la tradición» porque, en caso contrario, es un cambio «condenado a cometer los errores del pasado».

En su ofrenda ante el Apóstol Santiago como delegado regio, un papel que tuvo que asumir en esta ocasión por la negativa del alcalde compostelano, Martiño Noriega, el presidente gallego ha advertido de que «Santiago no sería Santiago sin Santiago». Además, ha subrayado que «esa fantástica historia inacabada de identificación entre un pueblo y uno de sus valedores más destacados ha de ser recordada y festejada».

«El poder que las leyes confieren, siempre estará incompleto si no va acompañado de la autoridad que procede de la ética pública y privada», aseveró Feijóo, quien también reivindicó la figura de don Juan Carlos de Borbón, como Rey que «supo interpretar el latir de su país», mientras que de Felipe VI destacó que ostenta «una tradición que se adecúa a los nuevo tiempos».

Feijóo, que también tuvo palabras de recuerdo para las 79 personas fallecidas hace dos años en el accidente de Angrois, ya ejerció como delegado regio en el año 2009, cuando había ganado, meses antes, las elecciones autonómicas. Además, también había sido designado por El Rey en el año 2013, pero la tragedia del siniestro ferroviario anuló esta celebración.

 

////////El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, será el delegado regio en la Ofrenda al Apóstol Santiago que hoy, 25 de julio, se celebrará en la Catedral de Santiago. Es la persona que representará al Rey en este acto, al cual, el alcalde, Martiño Noriega, se negó a acudir en representación del jefe del Estado en medio de un gran debate político.

Feijóo ya ejerció como delegado regio en el año 2009, cuando había ganado, meses antes, las elecciones autonómicas. Además, también había sido designado por El Rey en el año 2013, pero la tragedia del accidente ferroviario de Angrois anuló esta celebración.

A las 10,00 horas de este sábado, la compostelana Praza do Obradoiro acogerá la llegada del delegado regio, las honras y el pase de revista, retirada de bandera y tropas y saludo a las autoridades. Los participantes en el acto religioso se dirigirán, a continuación, a la Catedral, pero no estarán acompañados de Noriega, que sí participará en los momentos previos.

La ceremonia religiosa está previsto que comience en torno a las 10,30 horas y que, sobre las 12,30, una vez concluida, la comitiva oficial, en la que estará el arzobispo, se dirija al Pazo de Raxoi.

Allí, en la Alcaldía, Feijóo firmará en el Libro de Honor del Ayuntamiento, en la que será su primera visita a la institución local desde el cambio de gobierno tras las pasadas municipales.

Será el primer encuentro entre el mandatario autonómico y el alcalde de Santiago, antes de la reunión que mantendrán ambos el próximo martes y que se celebrará en el marco de la ronda con los regidores de las principales ciudades que mantiene el jefe del Ejecutivo autonómico.

El presidente de la Xunta, ya por la tarde, tiene previsto acudir con miembros del Gobierno gallego a la celebración del 50 Aniversario de la primera misa en gallego en recuerdo de Rosalía de Castro, que tendrá lugar en San Domingos de Bonaval. Posteriormente, se realizará una ofrenda floral a Rosalía.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar