Dositeo Rodríguez asegura ante el juez de Padrón que el despido de Cavanna fue legal

Dositeo Rodríguez_presta declaración Xulgado de Padrón

   El exconselleiro de Fraga y miembro de Contas Dositeo Rodríguez ha indicado que entregó a la jueza que investiga malversación, estafa y apropiación indebida en el caso de la Fundación Cela documentación para acreditar que «no ha habido actuación irregular»  y que fue «legal» el cese del exgeretente, Tomás Cavanna.

Por ahora, su dimisión al frente del Consello de Contas queda aplazada por el transcurso del proceso. Dositeo Rodríguez había dicho que si seguía como imputado presentaría su cese en el órgano fiscalizador, pero ha explicado que todavía va a pedir el sobreseeimiento de la causa, sobre el que tendrá que dictaminar la jueza.

De esta forma, la decisión de Dositeo Rodríguez se podrá prolongar, ya que también está previsto que las partes pidan nuevas diligencias, no sólo la acusación particular, según las fuentes consultadas por Europa Press.

Entre ellas, como ya apuntó este martes el abogado de la denunciante por la que comenzó esta investigación, Xosemaría Rodríguez, es previsible que puedan ser llamados el resto de patronos que participaron en las reuniones en las que, según el último auto de la jueza, Cavanna habría comentado su intención de abandonar la fundación (noviembre de 2009) y en la que se aprobó su cese (mayo de 2010). Al respecto, dijo que la citación podría hacerse en calidad de «testigos».

En este escenario, la decision de Dositeo Rodríguez, que aparece en el intercambio de correos con su hija y subdirectora de la fundación, Covadonga Rodríguez, en el que se habla de la salida de Cavanna, puede retratarse, ya que quedarían pendientes estas diligencias. En todo caso, y en declaraciones a los medios tras salir del juzgado donde prestó declaración una media hora, ha dicho que no esperará a que a la «apertura de juicio oral» para dejar el puesto.

«Yo dije que iba a solicitar el sobreseimiento; pero sigo reiterando, no voy a esperar a apertura de de juicio oral, si es desestimada, yo dimitiría», ha subrayado.

El exconselleiro de Fraga, que también fue candidato del PP a la Alcaldía de Santiago, llegó a los juzgados sobre las 11,00, cuando estaba citado a declarar, después de su hija, Covadonga Rodríguez, quien volverá la póxima semana por una cuestión que ha quedado pendiente y para la que su abogado ha pedido poder abordarla previamente con ella.

Padre, hija y el que era secretario de la Fundación, José Luis Delso, han contestado a las preguntas de la jueza y Ministerio Fiscal, pero no a las de la acusación particular, impulsada por la vecina padronesa Lola Ramos. LLegaron y salieron todos por separado.

Los tres comparecieron en relación al despido de Cavanna, por los que fueron llamados como imputados por malversación de fondos públicos. Cuando se produjo lo que la jueza sospecha que fue «una simulación» de cese laboral, la situación de la entidad que homenajea al Nobel se tuvo que someter a una reestructuración de personal por las deudas y fue rescatada por la Xunta de Galicia, momento en que pasó a ser una fundación pública (2010).

«NO HA HABIDO ACTUACIÓN IRREGULAR»

Sin embargo, Dositeo Rodríguez ha defendido que «no ha habido ninguna actuación irregular» y ha señalado que lo que lel «molesta» de este tema es que «pueda haber la sensación de que la Fundación Cela está mal».

«Está bien, es una fundación honesta, que trabaja en defensa de la cultura gallega y de Galicia. De  momento no hizo nada que pueda considerarse reprochable», ha abundado el conselleiro de Contas, órgano que, precisamente, entre sus funciones tiene también la de fiscalizar a la fundación pública desde la entrada de fondos de la Xunta.

De esta manera, ha insistido en que no le gustaría que «quede la imagen de que la fundación está envuelta en líos o problemas». «Hay una fundación que cumple con absoluta austeridad a la hora de defender la obra y vida de un Nobel gallego», ha remarcado.

Preguntado por si considera que, al margen del despido de Cavanna, se procedió de forma legal en la fundación, ha respondido que está «convencido» de que «actuó legalmente», aunque no fuese responsabilidad suya otros ámbitos que se están investigando.

Su abogado, Evaristo Nogueira, ha aclarado que la desimputación es una «fase procesual» que no se produce tras salir del juzgado una persona que ha sido llamada como imputado, y ha señalado que «a día dde hoy, es imposible saber cuando puede haber un auto» de la jueza en el que se pronuncie tras las declaraciones de este miércoles.

A la salida, el abogado de Lola Ramos confirmó que pedirá nuevas diligencias y ha evitado pronunciarse si cree que las declaraciones de este miércoles cambiarán la situación judicial en la que se encuentran tanto los tres que han comparecido ahora, como Marina Castaño y Tomás Cavanna, que lo hicieron este martes.

Por su parte, Covadonga Rodríguez, subdirectora de la Fundación, únicamente indicó que «todo bien, gracias» a la salida del juzgado, mientras que el que era secretario, que apenas fue interrogado por la jueza, guardó silencio a su salida del edificio de la calle Tetuán.

DESPIDO DE TOMÁS CAVANNA

La marcha de Cavanna se incluyó en el plan de viabilidad de la Fundación Camilo José Cela, que estaba en quiebra y tuvo que ser rescatada con fondos públicos por parte de la Xunta. A partir de 2010, la Consellería de Cultura ostentó la presidencia de la fundación, que pasó a ser honorífica en el caso de Castaño, título que ya le ha sido revocado.

Así, la Xunta firmó en julio de 2010 una addenda de 230.000 euros con la fundación y se le pagaron 150.000 euros de indemnización a Cavanna, según reconoció el propio Dositeo Rodríguez en el comunicado que envió en junio cuando trascendió su imputación.

En el auto de imputación redactado con fecha del 29 de mayo, la instructora del juzgado número 2 de Padrón consideró «revelador» el correo enviado por Covandonga Rodríguez a Marina Castaño, José Luis Delso y Dositeo Rodríguez, en el que se hablaba de la marcha de Cavanna.

POSIBLES TESTIGOS

En las juntas de 30 de noviembre de 2009 (en la que, según explica la jueza, Cavanna comunicó su deseo de dejar el puesto) y en la del 27 de mayo de 2010 participaron –además de Castaño, Dositeo Rodríguez y Delso– Nieves Segovia Bonet; Senén Barro (exrector de la USC); Valeriano Martínez (que era secretario de Presidencia de la Xunta de Feijóo y ahora es conselleiro de Facenda); Roberto Varela (entonces conselleiro de Cultura); Luis Iglesias Feijoo; y Paloma García Nieto (hija del poeta García Nieto).

A este respecto, la jueza señaló en su último auto, que «podrían haber incurrido en ilícito penal, lo que habrá de determinarse una vez practicadas las diligencias consistentes en declaración de imputados», las de este martes y miércoles, para «esclarecer la naturaleza de la intervención» en las decisiones de la junta. La decisión del despido había sido aprobada por unanimidad. Con todo, el abogado de la acusación ha apuntado la posibilidad de que estos patronos sean llamados como testigos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar