El socialista Vázquez Formoso, nuevo presidente de la Diputación de A Coruña

Valentin Gonzalez Formoso_alcalde As Pontes_novo presidente Deputación da Coruña con Xulio Ferreiro_alcalde A Coruña
Valentín González Formoso recibe el abrazo del alcalde coruñés de la Marea, Xulio Ferreiro.

 

   La Diputación de A Coruña ha quedado este jueves constituida sin sorpresas, de forma que la Presidencia la ejercerá el socialista Valentín González Formoso, alcalde de As Pontes, mientras que la dirigente del BNG Goretti Sanmartín será vicepresidenta.

Entre los 31 diputados que conforman el ente provincial permanece en la institución el que hasta ahora había sido su presidente, el popular Diego Calvo, que ahora ejercerá como portavoz del Grupo Provincial del PP.

El Partido Popular se ha quedado con trece de los 31 diputados en el organismo provincial, mientras que el PSOE tiene ocho y el BNG cinco. La Marea Atlántica se estrena con tres representantes, Compostela Aberta con uno y Alternativa dos Veciños con otro.

Valentín González Formoso ha ofrecido «mano tendida» a todos los grupos políticos para «encontrar el consenso y el acuerdo», tras ser investido presidente de la Diputación de A Coruña en la sesión de constitución de este jueves de la Corporación provincial.

De igual modo, González Formoso, quien ha sido elegido presidente de la Diputación por mayoría absoluta, con 18 votos a favor y 13 en contra, ha admitido la existencia de un «debate principal» sobre la propia existencia de las diputaciones.

El nuevo presidente provincial ha abogado por abordar «con serenidad» el debate sobre la organización territorial del Estado, «reformando lo que sea preciso en búsqueda de un administración más ágil y eficiente al servicio de los ciudadanos».

MESA DE DIÁLOGO

«Es una cuestión que pienso que debe llevarse con el máximo consenso, no imponiendo unilateralmente un modelo de Reforma Local», ha afirmado González Formoso, que considera que los cambios sustancias en las instituciones y en sus competencias, como es el caso de las diputaciones, no deben estar guiados por una «visión cortoplacista», sino que «deben tener vocación de estabilidad y permanencia en el tiempo», explica.

Así, González Formoso ha apostado por hacer «útiles» las diputaciones mientras se contemple su existencia en el ordenamiento jurídico. «Nuestro deber es prestigiarlas, haciendo administraciones modernas y eficientes», afirma.

Durante su discurso, el nuevo presidente de la Diputación de A Coruña ha anunciado que, de acuerdo con la línea de potenciar el papel de las corporaciones locales, en este mandato crearán una Mesa de Diálogo con los ayuntamientos «para recoger las propuestas y sugerencias», al tiempo que señaló que promoverán como órgano consultivo un Consejo Provincial de Alcaldes y Alcaldesas.

«Haremos una organización política sencilla pero eficaz», ha sostenido antes de asegurar que en este mandato elaborarán un plan para reducir el gasto corriente y el funcionamiento del ente provincial y para «mejorar» la coordinación entre administraciones y «eliminar duplicidades».

REIVINDICACIONES EN LAS TOMAS DE POSESIÓN

El acto, que contó con una elevada presencia pública, estuvo marcado por las diferentes fórmulas de promesa del cargo empleadas por varios diputados provinciales.

Así, el único diputado de Compostela Aberta, Manuel Dios, ha tomado posesión del escaño provincial pidiendo que esta sea «la última Corporación» de la Diputación. Mientras que el alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, de Alternativa dos Veciños, ha prometido el cargo «por imperativo legal» y se ha reivindicado como «republicano».

Por «imperativo legal» también tomaron posesión de sus cargos los tres diputados de la Marea Atlántica, que también trasladaron que «denunciarán situaciones que contravengan el principio de igualdad efectiva, como la actual composición de esta Corporación provincial», han sostenido en referencia a la escasa presencia de mujeres- con cinco diputadas- en la nueva Corporación.

Mientras, los diputados del BNG prometieron sus respectivos cargos recordando a diferentes personalidades de las Irmandades da Fala, según han empleado los cinco diputados nacionalistas en sus respectivas tomas de posesión.

A la hora de la votación, varios diputados tuvieron problemas al introducir la papeleta en la urna al quedarse ésta atascada, lo que provocó que más de uno diese un fuerte golpe para acabar de introducir la papeleta en el interior.

«HACER UNA INSTITUCIÓN NUEVA»

Tras su toma de posesión, el nuevo presidente de la Diputación dio la palabra a los grupos políticos. El primero en intervenir fue el diputado de Alternativa dos Veciños, Ángel García Seoane, quien confía en que en este nuevo mandato «se cambien las políticas» en beneficio de los vecinos.

Desde el PP, el presidente provincial saliente Diego Calvo, quien le ha deseado «toda la suerte» a González Formoso, ha defendido la labor realizada durante estos últimos cuatro años al frente del organismo provincial, al tiempo que ha avanzado el apoyo del PP de seguir con la línea de la Diputación.

Mientras, la nacionalista Sanmartín ha recordado la perspectiva de los nacionalistas, que se muestran partidarios de suprimir los entes provinciales. En cualquier caso, ha abogado por diseñar una «nueva arquitectura» del ente provincial y superar el «actual modelo». Para ello, ha hecho un llamamiento a todas las fuerzas políticas para «hacer una institución nueva» y «conseguir una transformación radical de la Diputación».

Desde Marea Atlántica, por su parte, han defendido que con su voto -en apoyo del pacto PSOE-BNG- apuestan por «facilitar el cambio en la políticas» de la Diputación, pero siempre bajo la premisa de que las diputaciones deben «repensar» su futuro.

En esta misma línea se ha manifestado el alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro que, una vez terminado el pleno, y en declaraciones a los medios, ha pedido a los grupos de la oposición en el consistorio herculino que sigan el ejemplo de la Marea con su voto en la Diputación, y «actúen con responsabilidad» y «piensen en el bien común» para poder llegar a un acuerdo de organización en el ayuntamiento.

Tras la constitución este jueves del organismo provincial coruñés, sólo queda por constituir este viernes la Diputación de Pontevedra, donde PSdeG y BNG también han cerrado un pacto para gobernar esta institución y desalojar al popular Rafael Louzán, que estaba en el cargo desde 2003.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar