El Congreso da luz vede al techo de gasto de los Presupuestos para 2016

Congreso Deputados_xeral

El Congreso aprobó ayer el techo de gasto para 2016 y los objetivos de estabilidad (2016-2018) gracias a la mayoría absoluta del PP y el apoyo de UPN, mientras que el resto de la oposición ha votado en contra por entender que se trata de propuestas poco creíbles. De esta forma, el Pleno del Congreso ha dado luz verde al límite de gasto no financiero aprobado el pasado viernes en Consejo de Ministros y que fija en 123.394 millones de euros el gasto del próximo año, es decir, 5.666 millones menos que en 2015, lo que se traduce en un 4,4% de bajada.

En el debate en el Congreso, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, insistió en que la España de hoy nada tiene que ver con la de hace tres años y subrayó que el país es hoy referente de la recuperación económica en Europa. «La economía española no puede permitirse el lujo de irse de vacaciones», dijo el ministro, que también sugirió que posponer los Presupuestos podría introducir elementos de incertidumbre.

En el transcurso del debate, toda la oposición, salvo UPN, coincidió en considerar que el cuadro macroeconómico del Gobierno no es creíble, así como que está diseñado en «clave electoral». La oposición calificó los Presupuestos de «pura propaganda». Además, acusaron al Ejecutivo de elaborar unos Presupuestos para 2016 «desequilibrados» y alejados de lo social. En sus intervenciones, sólo UPN salió en defensa de las propuestas del Gobierno, con el argumento de que su respaldo se enmarcaba en la «lealtad» al PP por su compromiso con las cuentas públicas.

El Congreso también dio el visto bueno a los objetivos presupuestarios de déficit y deuda, que coinciden con los establecidos en el programa de estabilidad, presentado en Bruselas. La nueva senda supone el cumplimiento de unos objetivos de déficit del 4,2% del PIB para 2015; el 2,8% en 2016; el 1,4% del PIB para 2017 y el 0,3% para 2018.

Por otro lado, el déficit de la Administración central se reducirá progresivamente hasta alcanzar el 0,2% del PIB en 2018 y el de la Seguridad Social el 0,1% ese mismo año. Mientras tanto, las comunidades autónomas y las entidades locales tendrán equilibrio presupuestario en 2018, siguiendo con la política de consolidación fiscal.

El Gobierno descartó que vaya a haber nuevos recortes en 2016, al tiempo que asoció la reducción al ahorro a los menores intereses de la deuda y a la reducción del gasto en prestaciones por desempleo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar