Abanca logra un beneficio bruto de 244 millones el primer trimestre

Abanca /

   Abanca ha obtenido un beneficio antes de impuestos de 244 millones de euros en el primer semestre de este año, con 182 millones de euros de beneficio neto, en base al incremento de la actividad con clientes, mejoría de la calidad de la cartera de crédito y solidez de los ratios de capital.

Este jueves el consejero delegado de Abanca, Francisco Botas, y el director general financiero, Alberto de Francisco Guisasola, han presentado en Santiago los resultados de la entidad financiera hasta junio, en donde han puesto en valor que en este primer semestre se ha duplicado la concesión de créditos, al ascender hasta 5.135 millones de euros, el 60% de los cuales fueron destinados a empresas y autónomos.

Esta cifra de 244 millones en beneficios antes de ingresos contrasta  con los 440 millones de junio de 2014. Preguntado por esta cuestión, Botas ha explicado que la cifra de hace un año se debía a una reestructuración de la cartera de renta fija, es decir, a operaciones atípicas que dieron lugar a esos resultados, mientras que los beneficios de este «excelente» semestre están basados en el negocio habitual de la entidad.

En este sentido, recuerda que en 2014, con motivo de la reordenación del banco se obtuvieron «fuertes plusvalías» por lo que son «entornos comparados distintos» los del primer semestre del año pasado y de 2015.

Así las cosas, en el primer semestre de este año el margen de la actividad comercial asciende a 214 millones, por lo que aumentan 20 puntos básicos, a pesar de la caída del Euribor. Los ingresos por prestación de servicios aumentan un 2,9%, hasta los 81 millones –los ingresos por pasivos fuera de balance aumentan un 28% interanual y el área de seguros genera un 16% más, tras comercializar 30.391 pólizas de seguros libres–.

NO PREVÉ ADELANTAR PAGOS AL FROB

El pasado mes de febrero, durante la presentación de los resultados de 2014, el vicepresidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, no descartaba adelantar pagos pendientes al FROB. Tras abonar 403 de los 1.003 millones por los que se adjudicó NCG, le quedan 600 millones por reintegrar. El calendario está previsto para 2016 (100 millones), 2017 (200) y 2018 (300).

Sin embargo, Botas ha afirmado este jueves que los pagos se cumplirán «en el día que tengan que cumplirse», por lo que, a priori, ha cerrado la puerta a esos adelantos de pagos. «Hay que pensar que el coste del dinero está asociado al tiempo y es inteligente cumplir esos compromisos en el momento que son»,  ha sentenciado.

REDUCCIÓN DE MOROSIDAD Y SOLVENCIA

Una de las cuestiones en las que ha hecho hincapié Botas en su exposición es que la ratio de morosidad se reduce al 9,9%, mejorando un 42% respecto al año anterior. Una bajada que ve «muy relevante», ya que «por primera vez» se consigue que esté por debajo del 10% (era del 17% en junio de 2014).

En concreto, el saldo de créditos dudosos cae un 33% interanual, lo que supone 1.544 millones de euros menos, a la vez que la cobertura de la morosidad se mantiene en el 58%, «uno de los niveles más altos del sector», según resalta la entidad.

Tras destinar el beneficio íntegro de 2014 a fondos propios, Abanca avanza en su solvencia, de forma que la ratio de capital de máxima calidad sobre los activos ponderados por riesgo (CET1) se sitúa en el 15,63% (era del 12,31% hace un año), 332 puntos básicos más que en el mismo periodo de 2014, con una holgura de 1.600 millones sobre el mínimo necesario. En esta línea, Botas destaca que se cumplen las exigencias de reguladores «a corto y largo plazo».

Así las cosas, Abanca suma más de 10.900 millones de liquidez, de forma que en junio de 2015 ya cumple los requisitos para el año 2018 en este campo. Sobre este extremo, Botas ha puesto en valor que la liquidez de Abanca «es una característica desde el principio».

INCREMENTO DE RECURSOS MINORISTAS

A esto se une que la captación de recursos minoristas crece 1.179 millones en Abanca, hasta un total de 32.897 millones. Los depósitos a la vista se incrementan en 557 millones de euros, mientras los fondos de inversión y planes de pensiones crecen en 447 millones de euros.

Como consecuencia, el saldo de recursos de clientes minoristas creció un 15% interanual, frente a la rebaja del 8% que se registraba en junio en el año 2014. «Hemos creado las bases para seguir apoyando el desarrollo del entorno en el que vivimos», asegura el consejero delegado de la entidad.

En un semestre en el que se duplica el importe de financiación concedida, al pasar de 2.544 millones a 5.135 millones, Abanca llama la atención sobre que el saldo de la cartera crediticia en situación normal se eleva un 8% interanual, frente a una caída del 16% en el mismo periodo de 2014.

30 MILLONES EN DESINVERSIONES ESTE SEMESTRE

Entre otras cuestiones de este semestre, Alberto de Francisco Guisasola ha informado sobre la reordenación de la cartera de participadas que prosigue la entidad financiera, por la que ha obtenido un total de 30 millones de euros en estos seis meses por diferentes desinversiones.

Según ha explicado, las desinversiones se han producido en pequeñas empresas de varios sectores. En lo tocante a la gestión de los activos inmobiliarios de la entidad, ha apuntado que no ha habido ninguna operación de «especial relevancia».

EL OBJETIVO ES LA EXPANSIÓN EN EL NORTE

A preguntas sobre la hoja de ruta de Abanca, ha reiterado que «el objetivo es el Norte de España» con un plan estratégico que parte de la zona central de Galicia y Asturias, con una expansión progresiva de banca minorista en «plazas en las que no se estaba» por la cornisa cantábrica.

Abanca, que ocupa un tercio de la cuota de mercado en Galicia, apoyará su extensión por el Norte con otros movimientos puntuales como aperturas de oficinas de representación, igual que la que tuvo lugar en Frankfurt hace unos días para dar servicio a los 3.000 clientes de la entidad en Alemania.

Asimismo, Botas remarca la «capacidad exportadora» de las empresas gallegas, y la intención de Abanca es «acompañarlas» en su salida al exterior para ofrecer facilidades.

MANTIENE PREVISIONES DE CRECIMIENTO DE GALICIA

En otro orden de cosas, se ha cuestionado si Abanca mantiene las previsiones de crecimiento para Galicia del 2,5% del PIB para este año 2015.

En respuesta, Francisco Botas ha afirmado que cree que esos objetivos se podrán cumplir, dado que «los números son buenos tanto en España como en Galicia» en atención a los datos macroeconómicos, que «están yendo bien».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar