Populares y socialistas desbloquean Contas y el Consejo de la CRTVG

Xunta de portavoces_voceiros_Parlamento de Galicia

   Los grupos parlamentarios del PPdeG y del PSdeG han alcanzado un «principio de acuerdo» para renovar los tres puestos del Consello de Contas que están pendientes de cambiar, así como para conformar el nuevo consejo de administración de la corporación de la televisión y radio públicas gallegas que, conforme a la nueva ley, será de seis personas.

Este acuerdo, junto con el consenso para la reforma del reglamento de la Cámara, ha llevado a los grupos de la oposición minoritarios, BNG y AGE, a criticar lo que consideran un pacto del «bipartidismo», en palabras de Yolanda Díaz (viceportavoz de Alternativa).

Concretamente, la renovación de los tres puestos de Contas supondrá la designación de dos nombres por parte del PPdeG y de uno, por parte del PSdeG. En cuando al consejo de administración de la  sociedad pública, los asientos se repartirán 4-2, para populares y socialistas respectivamente.

En este caso, el consejo está pendiente de su renovación desde que a finales de la legislatura pasada, hace casi cuatro años, se aprobase la nueva ley, en la que figura una «profesionalización» del consejo y una duración de cinco años para los cargos, con lo que los nombres elegidos estarán lo que resta de este mandato y todo el siguiente.

«HACERLO ES MEJOR QUE NO»

Preguntado por este hecho, el portavoz del Grupo Parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, ha sentenciado que «hacerlo es mejor que no hacerlo» tras manifestar que lo que puede ser «reprochable» la «falta de diligencia para cubrir los puestos».

Además, ha defendido que «hay unas normas de proporcionalidad» por las que les corresponden los puestos a los «grupos mayoritarios» de la Cámara, y ha convenido que a los minoritarios les gustaría «mandar más», pero ha incidido en que la ley «pide unas mayorías y establece unos requisitos para la propuesta» de candidatos.

Asimismo, Pedro Puy ha asegurado que la ley da «cierta independencia» a los órganos, ya que la duración de los mandatos es superior a la de la legislatura, lo que en este caso supondría que si hay un cambio de mayorías parlamentarias el año que viene, se mantendrían los cargos elegidos ahora por populares y socialistas.

«La renovación es sorprendente que sea noticia, algo que lleva pendiente varios años», ha salido al paso, motu proprio, el portavoz del Grupo Socialista, José Luis Méndez Romeu, tras escuchar las intervenciones de los otros portavoces de la oposición.

El diputado socialista se ha mostrado molesto con las críticas de BNG y AGE y ha destacado que el principio de acuerdo se lleva sobre la base de la ley y en términos «democráticos».  «Esto no cuestiona ni la validez de las normas ni el carácter profundamente democrático», ha subrayado.

Para Méndez Romeu, los reproches de los otros grupos de la oposición «no dejan de se muestra de la incomprensión y de las alabanzas de pretendidas alternativas que lo que se ha visto, no están proporcionando ni más bienestar ni más crecimiento en otros lugares», ha dicho en referencia a la situación de Grecia y a Syriza.

El parlamentario socialista ha incidido en que «llegar a acuerdos puntuales no cuestiona la labor de oposición» y ha ejemplificado, como prueba de ello, las palabras que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, dedica a las «cuitas internas» del PSdeG, la «oposición que de verdad le duele y le preocupa».

IMPUTADOS

Por su parte, la viceportavoz de AGE, Yolanda Díaz, ha denunciado el «refuerzo del bipartidismo» por parte de PP y PSOE, que «se están repartiendo los entes», y se ha referido al consejo de administración de la CRTVG, donde permanece imputado José Luis Iravedra por carreteo de votos de un asilo de Lugo en las últimas elecciones autonómicas.

Sobre este extremo, el diputado del PSdeG, cuyo secretario xeral está imputado, ha defendido que las imputaciones tienen «infinitas vertientes», y algunas de ellas, ha dicho, «proceden de la lucha política que se traslada a los juzgados», en referencia velada a de Iravedra, a raíz de una denuncia presentada por Esquerda Unida.

«Hay que distinguir con claridad denuncias de particulares, de hechos policiales investigados», ha manifestado Méndez Romeu, quien se ha referido al miembro del Consello de Contas Dositeo Rodríguez, imputado por supuesta malversación en el caso de la Fundación Camilo José Cela, asunto por el que el PSdeG ha pedido explicaciones en la Cámara.

Yolanda Díaz también ha cuestionado la «transparencia», puesto que su grupo «no ha sido capaz de conocer cuáles son las retribuciones de los miembros del consejo de administración», mientras que el portavoz parlamentario del BNG, Francisco Jorquera, ha criticado la renovación del consejo «en función de un pacto de espaldas a la Cámara y a la pluralidad existente en este país».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar