El «Juan Sebastián Elcano» finaliza el crucero de instrucción numero 86

Juan Sebastian Elcano MarínEl Juan Sebastián Elcano reforzó la seguridad en su último crucero tras el alijo    de «proteger» el barco de un incidente que ha calificado de «aislado, desgraciado y deplorable», argumentando que lo hay que «cuidar del daño que quiera hacer alguna de las 40.000 personas» que lo han visitado en su última singladura.

   A su llegada al muelle de Torpedos de la Escuela Naval Militar de Marín, tras completar su 86º crucero de instrucción, Torres ha señalado que, a lo largo de esta ruta, –que partió desde Cádiz el pasado 10 de enero– no ha habido «ningún problema» de índole delictiva. El comandante del Juan Sebastián Elcano ha atribuido aquel episodio a «personas en particular», lamentando que, en ocasiones como entonces, «el que tiene que proteger del daño es el que lo causa».

No obstante, Torres ha destacado que el incidente de 2014 está «en manos de la justicia», que «el barco lo tiene superado» y que para su dotación «es pasado». Lo sucedido, según el comandante del buque-escuela, ha sido «completamente contrario al espíritu» del mismo, donde sus responsables intentan «inculcar la cultura del esfuerzo y de la convivencia», ha añadido.

RUTA

El Juan Sebastián Elcano ha transportado a bordo 76 guardiamarinas de 4º curso pertenecientes a la 416º promoción del Cuerpo General y la 146º de Infantería de Marina. A estos, se han sumado otros 13 aspirantes a cabo 1º de la especialidad de Maniobra y Navegación procedentes de la Estación Naval de A Graña. Junto con la dotación del buque, que suma 192 personas entre militares y personal civil, la ruta seguida ha incluido la visita a seis países extranjeros.

Tras hacer escala en Ceuta y Las Palmas, el primer puerto foráneo fue Río de Janeiro, el pasado mes de febrero. Le siguieron Montevideo y Punta Arenas en marzo, Valparaíso y El Callao en abril, Veracruz y Pensacola en mayo y Boston el pasado junio, hasta su destino final en Marín.

En suma, seis meses y cinco días que, entre otros retos, ha supuesto dar «la vuelta a Sudamérica». El comandante Torres ha destacado la ausencia de percances gracias a la «meteorología muy benigna» que han tenido», a excepción de «contratiempos mínimos y suaves» achacables a las «peculiaridades de cada océano».

En cuanto a la agenda institucional, cuyo resultado Enrique Torres ha calificado de «fantástico», el Juan Sebastián Elcano ha cumplido su misión de actuar como una «pequeña embajada a flote» recibiendo a bordo a ministros, altos cargos militares y embajadores. Esta faceta del buque-escuela responde al apoyo que realiza de la «acción exterior del Estado», al servicio de las embajadas o las representaciones diplomáticas españolas.

«En la mayoría de los puertos de Sudamérica hemos estado desbordados por el cariño que tienen a España», con casi 40.000 visitas, ha remarcado Enrique Torres.

Ha sido el cuarto y último viaje del capitán de navío Enrique Torres, natural de Ferrol, a bordo del Juan Sebastián Elcano, al que llegó como comandante en septiembre de 2013: el primero como guardiamarina en 1983, del que guarda el mejor recuerdo; el segundo como oficial, en un crucero de diez meses que dio la vuelta al mundo; y los dos últimos al mando de la nave.

RECIBIMIENTO

Desde su llegada a la ría de Pontevedra en la jornada del domingo, el Juan Sebastián Elcano había permanecido fondeado frente al municipio de Bueu. A primera hora de esta tarde ha iniciado su aproximación a la Escuela Naval, acompañado por remolcadores del puerto de Marín y embarcaciones de recreo particulares que se han sumado al recibimiento por mar.

En el muelle de Torpedos de la Escuela Naval aguardaban familiares y amigos de la tripulación, desplazados desde diferentes puntos de España, para darles la bienvenida con pancartas y carteles, con la Banda de Música de la Escuela Naval Militar amenizando la espera.

Nada más atracar, el director de la Escuela Naval Militar de Marín, Juan Luis Sobrino, que en breve también cederá el mando del centro castrense, ha saludado a los guardiamarinas que finalizaban su crucero de instrucción y ha subido a bordo del buque-escuela para saludar al comandante Enrique Torres y a los demás mandos.

El Juan Sebastián Elcano permanecerá en Marín hasta el próximo 16 de julio, cuando el Rey Felipe VI –que en esta ocasión no estará acompañado por la Reina Letizia, según la agenda de la Casa Real– presidirá en la Escuela Naval Militar la entrega de Reales Despachos a los nuevos suboficiales de la Armada.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar