Reingresa en prisión el empresario de Mahía liberado tras dos meses

La Audiencia de Valladolid ha ordenado el reingreso en prisión de Ramón López Casal, empresario de Mahía condenado en el marco del Caso Arroyo a tres años de prisión, después de que el juez de Vigilancia Penitenciaria número 2 de Galicia autorizara su puesta en libertad sin apenas haber cumplido dos meses de cárcel.

En concreto, según han informado a Europa Press fuentes de la Asociación Arroyo Siglo XXI, el pasado 20 de mayo de 2015, sin que apenas hubiera cumplido dos meses desde su ingreso en la Prisión de A Lama (Pontevedra) para cumplir la pena impuesta López Casal, clasificado en segundo grado, obtuvo del citado juez de Vigilancia Penitenciaria, Fidel del Rio Pardo, la puesta en libertad.

Una vez que la Fiscalía Provincial de Pontevedra tuvo conocimiento de la situación recurrió la decisión y argumentó que el interno no había asumido el daño causado por el delito de cohecho, «ausencia de autocrítica»; lejanía para el cumplimiento de las tres cuartas partes de la condena, ausencia de necesidad inmediata de recuperar los vínculos familiares y sociales, y la posibilidad de atender o dirigir sus negocios familiares con la ayuda de sus hijos, que han asumido la responsabilidad de gestión diaria de las empresas creadas por su padre.

Así, la Audiencia Provincial de Valladolid, por Auto nº 395/15 de 30 de junio de 2015, ha resuelto dejar sin efecto aplicación de la puesta en libertad López Casal por la modalidad del artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario (sistema más flexible), lo que permitió al recluso disfrutar desde entonces de libertad, y la continuidad del interno en el segundo grado, por lo que ha vuelto a ingresar en prisión.
«JUEZ COLADERO»

La Asociación Arroyo Siglo XXI, en una nota de prensa recogida por Europa Press, ha asegurado que el titular del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 2 de Galicia, Fidel del Río Pardo, «es un juez polémico cuyas actuaciones han merecido severas críticas y el calificativo mediático de ‘juez coladero'» y ha añadido que «algunos de los internos bajo su vigilancia en la prisión de A Lama, fundamentalmente narcotraficantes, haya aprovechado los permisos por él otorgados para no volver, lo que ha llevado a la prisión de A Lama a batir récord de permisos y fugas».

Además, el colectivo vecinal ha afirmado que «algunos vecinos de Santiago de Compostela y sus aledaños manifiestan que el Juez Fidel del Rio Pardo debió abstenerse de conocer el asunto del interno pues conocen su amistad de años».

La Asociación también ha expresado que «el escándalo» que produjo en el vecindario ver a López Casal «sentado en alguna terraza de Santiago de Compostela, exhibiendo su libertad, ha sido entendido como provocación y demostración de su poder e influencia en todos los ámbitos».

Ante esta situación, la Asociación Arroyo Siglo XXI ha anunciado que acudirá al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y formulará denuncia de estos hechos por cuanto los mismos pudieran ser constitutivos de una falta disciplinaria del juez Fidel del Río Pardo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar