El mejillón pigmeo se extiende y desplaza a la especie tradicional

Mexilón Mexillón pigmeo de Nova Zelanda avanza sobre o galego

   La tesis del estudiante de doctorado de la Universidade de Vigo (UVigo) Ignacio Gestoso, demuestra que el mejillón pigmeo de Nueva Zelanda –‘Xenostrobus securis’– está invadiendo y se está extendiendo en las rías de Vigo y Pontevedra, donde está desplazando la especie nativa –‘Mytilus Galloprovincialis’–.

Este trabajo, tutelado por la profesora de la UVigo Celia Olabarria y cotutelado por Francisco Arenas, del Centro Interdisciplinar de Investigação Marinha e Ambiental de la Universidade de Porto, tiene como objetivo evaluar la distribución y los mecanismos de invasión del mejillón pigmeo y su impacto sobre la fauna bentónica asociada a las piñas de mejillones.

Así las cosas, los resultados del estudio muestran que el mejillón neozelandés se está extendiendo en las dos rías, aunque las mayores abundancias se concentran en la parte interna de ambas rías y «disminuyen notablemente» con el incremento en salinidad hacia la parte media de las rías.

El investigador ha apuntado a la salinidad como «factor principal» para que el mejillón pigmeo se encuentre en las zonas interiores de las rías, lo que, ha señalado, «está provocando cambios en el hábitat bentónico del intermareal rocoso, causando variaciones en las abundancias de las especies dominantes».

En este sentido, ha reparado en que hay evidencias de que el mejillón nativo «podría favorecer la supervivencia de los individuos del mejillón invasor», al ser preferido por los depredadores, y ha mencionado que el mejillón neozelandés tiene «mayor resiliencia que el nativo a los cambios de temperatura y en el PH».

Además, el científico, que ve necesario realizar una monitorización de las poblaciones de ambas especies al menos en las Rías Baixas, ha indicado que al tener este mejillón invasor una actividad biológica diferente –por ejemplo en las tasas de filtración–, «puede que esté promoviendo cambios en las capas biosedimentarias, que podrían afectar indirectamente a la fauna que habita en el sedimento».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar