Editoriales de libros de texto demandan a la Xunta por infraccion de la propiedad intelectual

Editores de libros educativos han presentado una demanda contra la Xunta por infracción de propiedad intelectual en la plataforma o entorno virtual de aprendizaje desarrollado en el marco del proyecto de educación digital, al detectarse, aseguran, que «estaba empleando sin autorización materiales educativos que eran copias maquilladas de otros desarrollados por materiales».

En concreto, la editorial Oxford University Press en España ha detectado que su libro para la enseñanza de lengua inglesa ‘Surprise!’, creado específicamente para los niveles de primero a sexto de primaria, ha sido afectado por la infracción denunciada.

«Este libro es uno de los más utilizado en centros concertados y públicos en España», señala en un comunicado la Asociación Nacional de Libros y Material de Enseñanza (Anele).

«De hecho», según apunta en la nota de prensa, «fueron profesores pertenecientes a más de una decena de centros de Galicia los que alertaron a la editorial de que los contenidos facilitados por la Xunta eran una copia maquillada de los libros de la serie ‘Surprise!».

En 2014, explica, la Xunta puso en marcha un proyecto experimental llamado ‘Educación Dixital’ que suponía la creación de una plataforma virtual de aprendizaje con contenidos curriculares con el objetivo de sustituir de forma progresiva los libros de texto tradicionales.

Esta plataforma, de acuerdo con el relato de los editores, fue adjudicada el 30 de julio a la empresa Netex Nnowledge Factory, «quien debía encargarse de desarrollar el contenido curricular de la plataforma virtual para ponerla a disposición de alumnos y profesores al comienzo de curso».

«En tan solo un mes y medio tenía que tener elaborados los contenidos», constata la asociación de editores, antes de advertir de que «normalmente, un proyecto educativo de las características de ‘Surprise!’ supone entre tres y cuatro años de trabajo».

Oxford ha pedido a la Xunta «la retirada de los contenidos plagiados así como la correspondiente indemnización», como responsable de un «posible delito contra la propiedad intelectual consistente en la distribución y/o comunicación pública de material educativo sin la correspondiente autorización de los titulares de los derechos de explotación».
YA INTERPUSO UN RECURSO

La Anele recuerda, además, que interpuso un recurso contencioso administrativo contra la Xunta frente a «todos los actos, acuerdos y resoluciones» adoptados por la comunidad para la contratación y puesta en marcha de una plataforma denominada entorno virtual de aprendizaje y selección de contenidos curriculares digitales, para su puesta a disposición gratuita de los centros incluidos en el proyecto ‘Abalar’ en los cursos de quinto y sexto de primaria y primero y segundo de la ESO.

A los centros, según los editores, «se les impone utilizar exclusivamente los materiales contratados por la Xunta previamente» y a su juicio esta decisión «conculcaría principios básicos como el pluralismo educativo y la libertad de cátedra».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar