Abanca decide destinar los 1.137 beneficios a fondos propios

 

Xunta xeral Abanca

 

Los accionistas de Abanca han decidido destinar el beneficio total obtenido en 2014, cuando ganó 1.157 millones de euros después de impuestos por la aplicación de los créditos fiscales, a fondos propios, sin repartir 150 millones en dividendos, como había formulado en febrero el consejo de administración.

La junta general de accionistas de la entidad, reunida este martes en Vigo, ha tomado esta decisión con el objetivo de «potenciar el crédito, mantener la solvencia y reforzar el patrimonio», según destaca el banco en un comunicado de prensa. Con ello, asegura que «sigue siendo una de las más solventes entre los principales bancos españoles y europeos».

El máximo órgano de gobierno del banco ha aprobado también en su junta anual ordinaria la política de remuneraciones de los miembros del consejo de administración, que, afirma, «será compatible con la estrategia de negocio de Abanca, con sus objetivos y valores a largo plazo».

El nuevo sistema, expone en una nota, «tiene como objetivos atraer, retener y motivar el trabajo de los profesionales e integrar los principios para una correcta gestión del riesgo en el sistema retributivo».

El sistema introduce remuneraciones fijas y variables y fija un importe máximo de retribución de 4 millones de euros para el conjunto de consejeros –el consejo de administración está formado por ocho miembros, cinco de ellos independientes–.

Los accionistas de la entidad gallega votaron también favorablemente los cambios en los artículos de los estatutos societarios planteados con el propósito de adaptarse a la nueva ley de sociedades.

APROBACIÓN DE LOS RESULTADOS DE 2014

Los miembros de la junta aprobaron las cuentas anuales correspondientes al ejercicio 2014 y la gestión social desarrollada durante el ejercicio pasado.

En el ámbito social, Abanca señala que inició en 2014 una nueva estrategia de responsabilidad social corporativa apoyada en dos ejes de actuación: el acuerdo con Afundación para darle continuidad y hacer sostenible su actividad, y el desarrollo de una obra social propia, orientada hacia la puesta en marcha de programas de emprendimiento, deporte base, mayores y otras acciones sociales.

La junta de accionistas ha aprobado todos los puntos incluidos del orden del día –incluido el de aplicación de los beneficios, aunque finalmente no se ha seguido la formulación hecha por el consejo de administración de distribuir dividendos y se ha optado por destinar todos los beneficios a fondos propios–.

La sesión, que se desarrolló sin preguntas, tras varios años de juntas movidas, ha contado con una representación del 88,3% de los accionistas.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar