Feijóo lama a la «humildad» de Castelao para pedir respeto a las tradiciones

Feijóo_Rueda_Medallas Castelao 2015_2

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha apelado este domingo, en la entrega de las Medallas Castelao, a la «humildad» de este intelectual gallego, así como a la de todos los que «cimentaron el galleguismo», para pedir el respeto a las tradiciones ancestrales a pesar de que no se «entiendan» o no se «compartan».

«No entenderlas o no compartirlas no exime de no respetarlas como parte del acervo común», ha subrayado Feijóo durante su intervención, tras entregar las Medallas Castelao a los premiados este año: la futbolista Verónica Boquete, el comunicador Pepe Domingo Castaño, el catedrático de Derecho Mercantil Carlos Fernández Nóvoa, la Rede Galega contra a Trata y la productora Vaca Films.

En este sentido, el presidente del Gobierno gallego –en alusión velada al alcalde de Santiago, Martiño Noriega, y a su homólogo en A Coruña, Xulio Ferreiro– ha subrayado que «respetar lo que no se entiende o comparte, siempre fue una de las mejores manifestaciones del espíritu democrático».

 

Feijóo_Medallas Castelao_2015_5

Feijóo se ha pronunciado de este modo después de que tanto Noriega  –quien no ha acudido a la entrega de las Medallas Castelao– como Ferreiro –quien sí lo ha hecho– decidieran no acudir a la Ofrenda del Antiguo Reino de Galicia, celebrada el pasado 14 de junio.

En la línea de las tradiciones, Noriega explicó el pasado domingo que la Ofrenda al Apóstol, que se celebra el próximo 25 de julio, tiene un «carácter religioso evidente». Por ello, indicó que existían dos opciones: «Decidir ir con todas las consecuencias o decidir marcar una distancia». Con todo, aseguró que «andar buscando equilibrios en base a una situación no es coherente» con el programa de Compostela Aberta ni con lo que «reivindican otras sensibilidades».

«LA TRADICIÓN ES ETERNIDAD»

Feijóo, quien se ha hecho eco de las palabras de Castelao, considera que «la tradición es eternidad». «Por eso, los pueblos ricos en tradiciones tienen más capacidad de perdurar», ha agregado.

De hecho, ha indicado que en estos publos ricos en tradiciones hay «una continuidad» que «nunca» se ve «interrumpida» y «aspira a ser eterna». «En estos pueblos, las diferentes generaciones que se suceden, pueden sentir la doble satisfacción de formar parte de un pasado común y de anticipar un futuro en el que nada está escrito», ha subrayado.

Para Feijóo, las tradiciones que «se van enriqueciendo poco a poco» son una manera de «enfrentarse con éxito a lo efímero, a lo pasajero, a lo superficial». «La antítesis de lo tradicional no es lo moderno, sino lo fugaz», ha interpretado Feijóo.

A este respecto, ha hecho hincapié en la necesidad de «no olvidar» esto: «En una época en que las corrientes sociales son vertiginosas y en la que lo nuevo y lo bueno se asocian automáticamente», ha explicado.

Feijóo ha nombrado a Castelao y a «todos los que cimentaron el galleguismo». Y es que, para él, estos hombres y mujeres «de su tiempo» estuvieron «siempre preocupados» por «no perder de vista» las «vanguardias creativas» del entorno en el que vivían. «Gracias a ellos, Galicia nunca estuvo rezagada de las grandes corrientes que bullían en España, Europa y el mundo», ha apostillado.

«NUNCA OLVIDÓ LA TRADICIÓN»

A pesar de estar «preocupados» por las «vanguardias creativas» de su tiempo, Feijóo ha remarcado que «esa brillante pléyade de patriotas nunca olvidó la tradición, ni mucho menos pretendió destruirla». «En ese amplio abanico de tradiciones civiles, religiosas, mitológicas o populares, no vieron nunca un atranco a remover, sino un punto de apoyo en el que impulsarse», ha remachado.

Y es que, a su juicio, había en Castelao y en «todos los que cimentaron el galleguismo» una «humildad» que se debe «seguir teniendo presente». «Humildad para aceptar tradiciones ancestrales que no fueron impuestas por nadie, sino cultivadas por el conjunto del pueblo como respuesta a inquietudes, esperanzas y devociones», ha subrayado.

«No sería congruente que alabásemos aquellas creaciones artísticas, literarias o científicas que tienen protagonistas reconocibles, mientras que menospreciamos aquellas creaciones espirituales que tienen un protagonista colectivo e intemporal», ha opinado.

«ECO DE NUESTROS ANTEPASADOS»

Así, el presidente del Gobierno gallego entiende que, en «cada una» de las tradiciones de Galicia, está el «eco» de nuestros antepasados. «Que nos hablan con la única voz de la que son capaces», ha precisado.

«La Galicia de hoy está erigida sobre instituciones que apelan a una legitimidad popular y a otra tradicional», ha opinado Feijóo, justo antes de subrayar que la sociedad gallega goza de la consideración de «nacionalidad histórica», además de reconocerse en «símbolos que proceden de tradiciones».

«Galicia y el resto del mundo civilizado asisten con estupor a una ofensiva del fanatismo contra las tradiciones culturales, artísticas y sociales de sus víctimas. Más allá del horror que sentimos delante de esa barbarie, ese holocausto espiritual está alertándonos de la importancia de preservar ese tesoro de la memoria que se esconde detrás de cada tradición», ha resuelto.

BOQUETE Y CASTAÑO

Feijóo se ha remontado más de 30 años atrás, a 1984, para citar cuáles son los principios de las Medallas Castelao, que considera «una edificante tradición»: «Reflejan un trabajo conscientemente realizado con entrega y con fe en la cultura, en la historia y en el ser de un pueblo».

Así, la primera en recibir la Medalla Castelao, en la Iglesia de San Domingos de Bonaval, ha sido la futbolista compostelana Verónica Boquete, que se encuentra entre las diez mejores futbolistas del mundo según la clasificación de la FIFA.

«Esta medalla tendrá un lugar privilegiado por transmitir el reconocimiento, el respeto y el valor de mi tierra», ha asegurado la futbolista compostelana a los asistentes, para luego añadir que esta medalla también supone un «guiño» hacia «el deporte en general y el deporte femenino en particular».

Por su parte, el comunicador Pepe Domingo Castaño, natural de Padrón (A Coruña), ha recordado en su discurso, tras recibir la Medalla Castelao, a su padre Antonio y a su madre Rosa. «Lo que darían por estar aquí», ha conseguido decir, claramente emocionado.

 

Feijóo_Medallas Castelao 2015_Pepe Domingo Castaño

Sobre la Medalla Castelao, el locutor radiofónico ha indicado que esta le va a obligar a «ser cada día un poco más rebelde, un poco más libre, mucho más padronés y mucho más gallego».

OTROS PREMIADOS

Por su parte, el catedrático de Derecho Mercantil Carlos Fernández Novoa, natural de A Estrada (Pontevedra), ha subrayado, tras recibir la Medalla Castelao, que Castelao estuvo «íntimamente vinculado» a este municipio pontevedrés, donde nació su mujer y donde los restos de ésta reposan junto a los de su hija.

También ha sido premiada la Rede Galega contra a Trata, que desarrolla programas de atención a mujeres inmigrantes en situación de prostitución y/o trata con fines de explotación sexual. A este respecto, Carmen Lago, encargada de recoger el premio, ha resaltado la «valentía» y «fortaleza» de las mujeres que viven esta situación.

Por último, ha sido premiada la productora Vaca Films, que se encuentra detrás de películas como ‘Celda 211’ o ‘El Niño’. Así, la encargada de subir a recoger la medalla ha agradecido el reconocimiento a Vaca Films y al sector audiovisual y al cine gallego.

 

Feijóo_Premios Medallas Castelao 2015

A esta ceremonia han asistido también los conselleiros de la Xunta; los presidentes de las Diputaciones de A Coruña, Pontevedra y Lugo; los alcaldes de A Coruña, Ferrol y Lugo; la presidenta del Parlamento de Galicia; los portavoces parlamentarios del PPdeG y del PSdeG; el delegado del Gobierno en Galicia; y el presidente, el vicepresidente y el consejero delegado de Abanca, entre otras autoridades y personalidades.

 

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar